La dirección de ZURICH realizó ayer una serie de presentaciones a inversores y analistas para abordar los avances en su estrategia para el periodo 2014- 2016 y detallar las prioridades para los próximos 18 meses. “Hemos hecho un buen progreso en la ejecución de nuestro plan estratégico y a pesar de los vientos en contra por el entorno, confiamos en que vamos a lograr nuestros objetivos para el período en curso”, anticipa el consejero delegado del grupo, Martin Senn.

En diciembre de 2013, la aseguradora estableció tres objetivos estratégicos de cara a 2016: un ROE de entre el 12% y el 14%; un ratio de solvencia según su modelo interno de entre el 100% y 120%; y unas remesas de flujo netas para todo el grupo después de gastos centrales de más de 9.000 millones de dólares (8.100 millones de euros) en los tres años.

“Los resultados recientes de los tres primeros meses del año muestran que nuestra posición de solvencia sigue siendo una fuente de fortaleza, y estamos en el buen camino para alcanzar nuestro objetivo de remesas en efectivo”, comenta Senn. “Si bien reconocemos que hay más que hacer, seguimos siendo una empresa global altamente rentable y bien capitalizada, con una fuerte ventaja competitiva en nuestros mercados prioritarios y una estrategia clara para la entrega de retornos atractivos y sostenibles para nuestros inversores”, remarca.

Las prioridades hasta finales de 2016 se centran en continuar con las acciones ya anunciadas en tres pilares estratégicos: dar prioridad a la inversión en posiciones distintivas (en este punto, recuerda la extensión del acuerdo con el Banco de Sabadell en España); la gestión de otros negocios de valor y un incremento de las ganancias operativas.

En relación a esto último, y como ya anunció previamente, el grupo espera que la reestructuración organizativa a nivel de unidades de negocio le suponga un ahorro anual de 250 millones (225 millones de euros) a finales de 2015. Además el equipo de inversiones ha desplegado 2.000 millones (1.800 millones de euros) adicionales en capital de riesgo y continúa aumentando las inversiones en activos menos líquidos. También se prevén nuevas medidas para cumplir con los objetivos de mejorar el ratio combinado del negocio de Seguros Generales de dos a tres puntos porcentuales. Así con todo, el grupo espera un exceso de capital de 3.000 millones (2.700 millones de euros) que se desplegarán en los próximos 18 meses.