WILLIS GROUP tuvo unas ganancias de 68 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2013, en comparación a las pérdidas de 805 millones en el último trimestre del ejercicio precedente, lastrado por diversas provisiones extraordinarias relacionadas con el deterioro del crédito mercantil y un cambio en su programa de retención de primas en efectivo para el segmento de América del Norte.
Según informó ayer martes el grupo, los ingresos en el último trimestre de 2013 aumentaron un 5,5%, hasta 919 millones.

Para el conjunto de 2013, el bróker alcanzó unas ganancias 365 millones, en comparación con las pérdidas 446 millones de 2012. Los ingresos anuales aumentaron a un ritmo del 5%m quedando en 3.650 millones dólares.

“Hemos cerrado el año con otro trimestre de sólido crecimiento orgánico, y cada uno de nuestros negocios alcanzó nuestro objetivo de media de un crecimiento orgánico dígitos para todo el año”, destaca su CEO, Dominic Casserley, en un comunicado. “Además, hemos tenido fuertes aumentos en las ganancias por acción y crecimiento en el flujo de efectivo operaciones durante el año”, añade.

Coincidiendo con la presentación de sus cuentas anuales, el grupo anuncia el acuerdo de su Consejo de Administración de incrementar en un 7,1% del dividendo en efectivo del último trimestre, hasta 30 centavos por acción (1,2 dólares por títulos para el total el año). Además, se ha aprobado poner en marcha un programa de recompra de acciones por un importe de hasta 200 millones.