AGERS celebró ayer su Foro sobre ‘Gestión de Crisis: Pautas de actuación urgente’ en el que, a través del estudio de un caso basado en un siniestro en Chile, se han estudiado la gestión de aquellos siniestros que por sus especiales características y complejidad requieran adoptar una serie de medidas específicas, que ayuden a impedir o mitigar una potencial situación de crisis, desde las primeras 24 horas, al primer mes y el primer año.
Milagros Sanz, abogada del Despacho Herbert Smith Freehills, ha recalcado que hay diferentes tipos de crisis, así como diferentes actores que deben intervenir en cada una de ellas. Constanza Gállegos, directora general de QBE EUROPE LTD., SUCURSAL EN ESPAÑA, ha dado la visión de la aseguradora, afirmando que “una crisis bien gestionada es un valor seguro” y recordando que “la gestión de crisis no es una ciencia sino un arte y por ello la experiencia en este campo es un grado”.

Paulino Fajardo, socio del Despacho Herbert Smith Freehills, ha compartido su visión jurídica y ha incidido en la necesidad de que el gerente de riesgos cumpla con tres momentos clave en caso de siniestro: mitigar, comunicar y restaurar la actividad de la empresa.

Por su parte, Lucía Casanueva, socia fundadora de PROA Comunicación, ha destacado, desde la óptica de una agencia de comunicación, que “una crisis, es un momento de incertidumbre y puede ser una buena oportunidad para mejorar la imagen”. Consideró de vital importancia las primeras 24/72horas y que “se debe de tener a los medios como aliados con un principio fundamental, no se puede difundir ninguna información sin contrastarla”.

Mario Ramírez, vicepresidente II de AGERS y jefe de Seguros y Riesgos de CLH, presidía la mesa y ha ofrecido su visión como gerente de riesgos remarcando la importancia de prever con protocolos de actuación que apoyen y ayuden a facilitar el proceso en caso de siniestro, que es donde se traza el camino a seguir.