“En este nuevo y más arriesgado mundo, la profesión del gerente de riesgos está preparada para aprovechar la oportunidad de tener un papel más importante en el asesoramiento y liderazgo de la gerencia de riesgos en las organizaciones”. Es el mensaje que Julia Graham, presidenta de FERMA, lanzó ayer en la apertura del Foro FERMA 2015, que reúne hasta el miércoles en Venecia a más de 1.600 profesionales de la gerencia de riesgos y del seguro de toda Europa. “La función de los gestores de riesgos ya no es solo la de controlar, sino que tenemos la oportunidad de dirigir”, sentenció.

Según explicó, el nuevo entorno con más riesgo se caracteriza por el aumento de los activos intangibles, como la propiedad intelectual y el valor de marca, frente a los activos tangibles. “La gestión de estos riesgos intangibles necesita diferentes conocimientos, habilidades y soluciones”, indicó. Otra clave del mercado es la “dependencia masiva” a la conectividad de sistemas, la creación de valor a través de nuevos modelos de negocio y nuevas tecnologías. Graham incidió, asimismo, en cuestiones geopolíticas especiales en Europa, incluyendo los desafíos de la inmigración a gran escala y los efectos persistentes de un gobierno corporativo erróneo. “Tampoco es Europa inmune a otros riesgos globales”, advirtió.

“Gerentes de riesgos, aseguradoras, intermediarios y todos los que apoyan la gestión de este nuevo y más arriesgado mundo deben ponerse de acuerdo o enfrentarse a la extinción. La historia empresarial de los que no se adaptan nos recuerda que la supervivencia del más fuerte sigue siendo una declaración verdadera”, concluyó.

En la línea de lo expresado por la presidenta de FERMA, Mario Greco, CEO de GENERALI, declaró que “en este mundo cada vez más complejo, la naturaleza de lo que hacen los gerentes de riesgos se ha convertido en una función de negocio principal. La gestión de riesgos deberían influir en todo, desde la toma de decisiones estratégicas a la interacción del día a día con clientes, reguladores o proveedores”. “Una buena gestión del riesgo no es un catalizador, sino la llama eterna”, afirmó.

Asimismo, valoró que el sector “debería desempeñar su papel en el suministro de nuevas formas para los problemas que vienen, así como soluciones innovadoras para ellos”.

En la apertura del Foro también intervino Alessandro de Felice, presidente de la Asociación Italiana de Gerentes de Riesgo, que destacó que este evento “nos ayudará a reforzar la posición de la gestión de riesgos en el gobierno corporativo de las empresas en Italia. Para nosotros, también es una oportunidad para difundir el interés por la cultura de la gerencia de riesgos para muchas pymes que conforman gran parte de la economía italiana”. Y concluyó: “El desarrollo de nuestra profesión en el gobierno corporativo ya está y debe continuar estando fuertemente interconectado entre los países europeos”.