Informe Aon Benfield

El huracán Matthew ha sido el más intenso sufrido durante el mes de octubre en el Atlántico, en todo el Caribe y los Estados Unidos. La tormenta, que se registró desde el 28 de septiembre al 10 de octubre de 2016, se ha cobrado la muerte de al menos 604 personas en la Cuenca Atlántica, incluyendo 53 en los Estados Unidos. El número oficial de muertos en Haití en 546, pero los cálculos no oficiales sugieren que la cifra puede llegar a 1.332 fallecidos, resume el informe Impact Forecasting elaborado por Aon Benfield.

Se calcula que las pérdidas económicas totales causadas por el huracán Matthew alcanzan los 15.000 millones de dólares. En cuanto a las pérdidas aseguradas, se estiman en alrededor de 4.500 millones. La gran mayoría se produjeron en Estados Unidos, donde las pérdidas económicas superaron los 10.000 millones de dólares. La industria de seguros privados y el Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones (NFIP) han pagado casi 4.000 millones en reclamaciones.

El evento más costoso para la industria de seguros de Bahamas

En el caso de Haití (2.800 millones), Bahamas (de 600 millones a 1.000 millones), Canadá (150 millones) y Cuba (en torno a los 100 millones) también sufrieron fuertes daños económicos por el ciclón. Con un mínimo de 400 millones de dólares, Matthew se convirtió en el evento más costoso jamás registrado para la industria de seguros de Bahamas.

Las previsiones de la consultora revelan que un 30% del coste económico general que costará Matthew estaría cubierto por el seguro. Tal y como detalla el informe, se convierte en el décimo huracán más costoso jamás registrado en la cuenca del Atlántico.

EE.UU y Caribe, las zonas más afectadas

En cuanto a los daños, los Estados Unidos han soportado el mayor deterioro. Mientras el huracán rozaba las costas de Florida, Georgia, Carolina del Sur, Carolina del Norte y Virginia, el ciclón trajo una notable oleada de tormenta costera y ráfagas de viento de fuerza de huracán que dejaron un daño considerable a la propiedad y la infraestructura. Los impactos más significativos ocurrieron en Carolina del Norte, ya que las lluvias prolíficas causaron inundaciones históricas.

El daño generalizado también se ha sufrido en todo el Caribe y Canadá. Además, partes de Haití quedaron paralizadas debido a los daños causados ​​por los vientos de Categoría 4. Al menos 200.000 hogares fueron destruidos en Haití y el 13% de la población (1,4 millones de personas) necesitaba asistencia inmediata. También se registró un daño sustancial a la propiedad y la infraestructura en el este de Cuba y las Bahamas. En Canadá, las lluvias remanentes de la tormenta causaron grandes inundaciones en cuatro regiones provinciales.