Aseguradoras y reaseguradoras son cada vez más pesimistas sobre su capacidad para mantener los niveles actuales de rentabilidad sobre recursos propios (ROE), debido a que los efectos del desafiante entorno llevan a las entidades a reducir sus objetivos, según refleja una reciente encuesta llevada a cabo por A.M. Best.
El trabajo, tal y como informa el portal Artemis.bm, muestra que alrededor del 30% de los encuestados cree que un ROE del 5% al 7% es razonable, con alrededor de un mismo porcentaje que se fija un objetivo de entre el 8% al 10%. En conjunto, el 74% de los encuestados apuntan en la actualidad a un ROE del 10% o inferior, comparado con el 49% que se observa en la edición del año anterior de la encuesta.

La agencia indica que este cambio de sentimiento en las perspectivas del sector es importante y considera que está ligado al entorno de tipos de interés y los retos que plantea para aseguradoras y reaseguradoras lograr rendimientos para sus activos. También destaca que las empresas que cotizan en bolsa son cada vez más pesimistas, con un 41% en la actualidad que prevé un 10% o menos, en comparación con solo el 8% que se daba hace un año.

“En un mundo donde las compañías de seguros y reaseguros pueden encontrar más competencia, con nuevos operadores que comen en su mercado, el nuevo capital y las nuevas estructuras que compiten con ellos en precio y rendimientos, la previsión de un ROE inferior puede incluso ser más baja todavía cuando los niveles de previos se revelen en los resultados”, advierte la agencia. Concluye que con una rentabilidad a la baja, “es cada vez más importante el control de los gastos”.