EIOPA ha publicado su ‘Informe de Estabilidad Financiera. Segundo semestre del 2013’ de (re)aseguradoras y fondos de pensiones del Espacio Económico Europeo. En su trabajo, la autoridad observa que “las condiciones económicas en los países europeos siguen siendo frágiles y que tanto los sectores de pensiones de Empleo como el de seguros siguen enfrentándose a tres principales riesgos importantes: un prolongado entorno de bajos rendimientos, un clima macroeconómico débil y un posible riesgo de contagio derivado de la exposición a deuda soberana y de instituciones financieras”.
En el caso concreto de la industria aseguradora, el documento indica que el débil entorno macroeconómico débil y los bajos rendimientos han dado lugar a restricciones en sus ventas y está impulsando a las entidades a buscar oportunidades de crecimiento mediante el establecimiento de nuevos negocios en regiones como América Latina o el sudeste de Asia.

Por otra parte, como reacción a los bajos tipos de interés, las aseguradoras se están retirando de productos de Vida garantizados y centrándose en unit-linked con estructuras más flexibles de garantía. “Este cambio esperado en la combinación de las necesidades del negocio será monitoreado estrechamente para garantizar un equilibrio adecuado entre la estabilidad de las empresas y los intereses de los asegurados”, adelanta EIOPA.

La autoridad observa que, en general, los niveles de capital de Solvencia I para las entidades tanto de Vida como de No Vida están cayendo, “pero siguen estando muy por encima del requisito mínimo de 100%”, matiza.

Por su parte, el informe constata que el sector reasegurador mundial prosigue su robusto crecimiento y los principales siniestros por catástrofes naturales en el primer semestre del año “parecen ser relativamente bajos en comparación con años anteriores”. Por lo tanto, la rentabilidad para el sector del reaseguro ha sido sostenida, pero permanece bajo presión debido al entorno de bajos tipos de interés.

CONTROL DE LAS TRANSFERENCIAS DE REASEGURO EN ILS

EIOPA confirma que la emisión de títulos vinculados a riesgos asegurados (ILS) alcanzó su nivel más alto desde 2007, con grandes entradas de capital en todo el sector, lo que lleva al capital de las reaseguradoras mundiales a un máximo histórico y tanta disponibilidad de capacidad de reaseguro crea una fuerte competencia. “Los avances en ILS también necesitan un control riguroso de los supervisores pues un uso extensivo de estas emisiones puede nublar la imagen en términos de la transferencia de riesgos”, señala el informe de EIOPA.

Finalmente, en el sector de los fondos de pensiones de Empleo, las prestaciones definidas siguen dominando, pero avanza el “cambio sostenido” hacia regímenes de cotizaciones definidas en muchos países. “Asignación de inversiones de los fondos de pensiones ha sido bastante estable en el tiempo. Sin embargo, el entorno de bajos tipos de interés hace que sea más difícil para los planes de prestaciones definidas cumplir con la rentabilidad garantizada”, se apunta.

A modo de resumen, Gabriel Bernardino, presidente de EIOPA, afirma que la institución “está construyendo un marco de análisis para identificar con precisión los riesgos y las vulnerabilidades de la industria aseguradora y de las pensiones. Estamos seguros de que esto ayudará a los responsables políticos y a los supervisores nacionales a para identificar y cuantificar los posibles riesgos para las entidades. En el futuro, la eficiencia de este marco dependerá en gran medida de la disponibilidad de datos que nos brinde a EIOPA los supervisores nacionales”.