David Rogers, experto británico de seguros de property (riesgo patrimonial) de THB CORREDORA DE REASEGUROS, afirmó que “a corto plazo todos vimos que los precios subieron mucho durante los doce meses siguientes al terremoto… Sin embargo, yo diría que en los próximos seis meses deberíamos llegar a una tasa equivalente a las previas al terremoto”.
Esto coincide con la opinión de Rodrigo Salas, analista de seguros de FitchRatings. “Los precios en Chile eran bajos, para la exposición histórica que tiene a este tipo de catástrofes, y eso hizo que en el primer año se ajustaran fuertemente al alza los precios. Pero, con posterioridad comenzaron a mostrar signos de baja, en la segunda renovación de reaseguros tras el terremoto. Y hoy ya están llegando a los niveles previos al terremoto”. También afirmó que a mediados de 2014 los niveles deberían ser similares a los que había antes del terremoto.

“El terremoto se esperaba que costara 15.000 millones de dólares y terminó costando 8.000 millones. La estimación del tamaño de la pérdida fue mucho mayor, lo cual fue una buena señal. Demostró que Chile cuenta con una regulación de mayor estándar que sus pares en la región, y eso hace que el mercado tenga más confianza frente a estos riesgos en Chile”, afirma David Rogers.

En cuanto a la subida de los precios, explicó que “si bien las tasas durante los 12 meses siguientes al terremoto subieron mucho, volvieron a bajar inmediatamente y estamos con tasas muy bajas”.

Cuestionado sobre el mapa de riesgo que están impulsado desde la Asociación de Aseguradores de Chile (AACH), afirmó que “la industria del seguro es reactiva, no puede predecir los eventos. Por lo tanto, con cada catástrofe se van tomando medidas adicionales, para enfrentar mejor una futura catástrofe. Eso es lo que está ocurriendo con este mapa de riesgo”.