Capgemini  ha dado a conocer las 8 tendencias en seguros de Salud y las 10 guías en Multirriesgo que marcarán el desarrollo de ambos tipos de negocio en 2020.

Salud

En el caso concreto del ramo de Salud, la firma cree que las claves serán:

1. Presión de los mercados para reestructurar su cadena de valor. Las nuevas tecnologías, los crecientes costes sanitarios, las preocupaciones y expectativas de los consumidores y la entrada de nuevos actores fomentan un cambio en la configuración de la cadena de valor que implica, entre otros factores, mayor colaboración. Además, conlleva una redistribución de los riesgos entre aseguradoras y farmacéuticas y una reorganización de la relación con los proveedores.
2. Aumento de la transparencia para reforzar la confianza de los clientes. Los consumidores analizan con cada vez mayor exhaustividad las opciones a su alcance al contratar una póliza u otra; cuanta más información obtengan, más capacitados se sentirán para escoger una aseguradora y mayor confianza depositarán en ella. Asimismo, una mayor transparencia genera un incremento de la satisfacción del cliente.
3. Experiencias 360º para los consumidores gracias a una amplia gama de servicios de valor añadido. La creciente preocupación por un estilo de vida saludable y la búsqueda de prestaciones innovadoras están llevando a las aseguradoras a centrarse en proporcionar a los clientes una experiencia integral y totalmente adaptada a sus necesidades para diferenciarse. En este sentido, el canal móvil y la adopción de APIs resultarán vitales.
4. Los chatbots ofrecerán una experiencia atractiva y guiada. Su elevada disponibilidad, el ahorro que implican para las aseguradoras y el desarrollo que se prevé en el ámbito de la inteligencia artificial los convierten en canales idóneos para brindar apoyo al cliente al tiempo que mejorar la eficiencia operativa del negocio.
5. Los wearables y las plataformas digitales impulsarán cambios en el comportamiento del usuario-cliente. Cada vez se utilizan más estos dispositivos ponibles que ayudan a medir diversos parámetros de salud y cuyas métricas se pueden compartir con las compañías a cambio de obtener un servicio más completo y personalizado. Gracias a ellos, las aseguradoras pueden tener una noción más precisa del comportamiento de sus asegurados y disponer de más puntos de contacto para interactuar con ellos.
6. Aprovechamiento del análisis predictivo para elaborar perfiles de riesgo e intervenir antes. La mayor predisposición de los consumidores a compartir sus datos personales ofrece a las aseguradoras acceso a más información, lo que les permite elaborar análisis predictivos que les ayudan a trazar perfiles de riesgo con más precisión y aumentar la rentabilidad, así como a personalizar la oferta, intervenir antes e incrementar los niveles de fidelidad.
7. Aumento de la interoperabilidad gracias a la gestión de los datos que realizan las APIs, que puede posibilitar un intercambio fluido y seguro de la información en el plano médico. De este modo, los profesionales del ámbito de la salud pueden obtener una visión completa del paciente, brindar un servicio de calidad y evitar incurrir en gastos evitables derivados.
8. Uso de la automatización para optimizar la gestión de las reclamaciones y realizar el pago de indemnizaciones en tiempo real. De esta forma, mejorará la experiencia del usuario, se reducirán los errores humanos y mejorará la eficiencia operativa, entre otros factores.

Multirriesgos

En los seguros Multirriesgos las tendencias para este año son:

1. El aumento de las catástrofes naturales conllevará una actualización del modelo de evaluación de riesgos. Las entidades deberán realizar una valoración continua y en tiempo real de los mismos para ayudar a entenderlos mejor y optimizar los precios y las coberturas.
2. Uso de la inteligencia artificial como herramienta para prevenir riesgos. Al ser capaz de recopilar un amplio volumen de datos, puede ayudar a las aseguradoras a realizar una evaluación del riesgo más precisa y mejorar la rentabilidad. No obstante, las compañías no deben perder de vista las exigencias normativas en materia de protección de datos.
3. Las aseguradoras ofrecen canales directos de interacción con las pequeñas compañías y microempresas. Puesto que estas compañías se apoyan en el canal digital para realizar sus operaciones y buscan contratar pólizas con costes reducidos, las plataformas de comercialización directa de las aseguradoras revisten una especial importancia.
4. Las aseguradoras deberán abordar las inquietudes sobre la privacidad de los datos que expresan los consumidores y los reguladores. Deberán destinar esfuerzos al cumplimiento normativo en materia de protección y tratamiento de datos y deberían incluir este aspecto en sus decisiones de negocio. Las políticas restrictivas de privacidad de los datos pueden ralentizar, por otra parte, la implementación de sistemas de IA.
5. Nuevas ofertas adaptadas a la economía colaborativa. Es un sector en expansión en el que las aseguradoras pueden crecer, aportar valor y confianza y establecer nuevas relaciones, por ejemplo, con los millennials. Los proveedores de plataformas para la economía compartida resultarán clave, puesto que pueden integrar fácilmente la oferta de las aseguradoras en sus sistemas.
6. Crecimiento exponencial de la inversión en InsurTech. De cara al futuro, las aseguradoras y las firmas de inversión apostarán por estas compañías de base tecnológica que han desarrollado soluciones de eficacia probada.
7. Entrada progresiva de nuevos actores. En los últimos años, compañías no tradicionales de este sector (como BigTech o retailers) han entrado en el espacio de los seguros. Estos gozan de buenos índices de satisfacción de la experiencia de cliente, tienen acceso a un amplio elenco de datos y pueden servirse de ellos para diseñar pólizas y otros servicios vinculados a medida; tres factores que incrementan el grado de competencia para las aseguradoras tradicionales. Estas tienden a asociarse con InsurTech para ofrecer soluciones innovadoras.
8. Mayor uso la nube para desplegar sus sistemas centrales. Ello permite optimizar los procesos, ofrecer una mejor experiencia de usuario y ahorrar costes. De este modo, el entorno cloud y el acceso a sistemas de análisis avanzados permiten a las aseguradoras implementar nuevos modelos de negocio, como los seguros bajo demanda.
9. Adopción de procesos automatizados de gestión de reclamaciones para centrarse en aquellas más complejas. Así aumenta la satisfacción de los clientes, se reducen costes y tiempo y se mejora la precisión a la hora de detectar fraudes. Con todo, las aseguradoras deberán garantizar que la información sobre reclamaciones vertida en los sistemas de procesamiento automático es precisa y fidedigna.
10. Utilización del blockchain para crear un ecosistema de seguros más integrado. Su uso permitirá, entre otras ventajas, disminuir los costes operativos y el número de errores, así como conseguir mejor transparencia y seguridad. El blockchain permite gestionar, compartir y monetizar de forma eficiente grandes volúmenes de datos generados por los dispositivos conectados, puesto que almacena información de una manera estática a la que todas las partes pueden acceder.

The post Tendencias que marcarán los seguros de Salud y los Multirriesgo en 2020 appeared first on Inese.