TALANX fue capaz el pasado año de absorber la siniestralidad por desastres naturales y fenómenos climáticos en Europa Central y del Este y cerró 2013 con un beneficio operativo de 1.800 millones de euros, un 2,1% más, al tiempo que el resultado neto se incrementaba un 21,7%, hasta 762 millones, según las cuentas anuales presentadas ayer por el grupo alemán. La propia aseguradora explica que en esta evolución ha contribuido su decisión de continuar con la internacionalización y la diversificación asociada en el lado de suscripción.
Debido a los costes de 838 millones asumidos por el grupo por catástrofes naturales, su ratio combinado pasó del 96,4% al 96,9% al término de 2013.

El total de primas brutas se incrementó en el año en un 5,6% (con un crecimiento orgánico del 3,5%), hasta alcanzar los 28.100 millones. La facturación en la División de Negocio Industrial creció un 7%, hasta 3.800 millones, mientras que las actividades minoristas en Alemania contribuyeron con ingresos de 7.000 millones (+1,8%). El Área Internacional creció con fuerza, un 29,4%, hasta 4.200 millones, apoyada en las recientes adquisiciones en Polonia y México. Además, el negocio de Reaseguro de No Vida aporta 7.800 millones en primas (+1,3%), y en Reaseguro de Vida y Salud, la facturación subió un 1,4%, hasta 6.100 millones.

En vista a estos resultados, el Consejo de Dirección propondrá a la Junta General de Accionistas el pago de un dividendo de 1,20 euros por acción, lo que equivale a un aumento de casi el 15%.

“A pesar de las pérdidas extraordinarias causadas por inundaciones, tormentas y granizadas, así como el prolongado período de bajos tipos de interés, hemos generado el mayor beneficio neto del grupo hasta la fecha y hemos impulsado nuestro resultado de explotación. Este desarrollo nos da motivos para la satisfacción. No solo eso, seguimos registrando un desproporcionadamente fuerte crecimiento”, valora Herbert K. Haas, director general de TALANX. “Esto demuestra dos cosas: en primer lugar, que estamos en el camino correcto con la internacionalización sistemática de nuestro grupo; y en segundo lugar, nuestros esfuerzos por mejorar cada vez más la rentabilidad se están dejando sentir “, añade.

PRONÓSTICO PARA 2014

El resultado neto del grupo en 2013 incluye, en todo caso, efectos no recurrentes y especiales, por lo que el objetivo de beneficio para el presente año está en unas ganancias de alrededor de 700 millones. La facturación en primas se espera aumente entre un 2% y un 3%, la mayor parte generada por los mercados extranjeros. El retorno de la inversión debería estar alrededor del 3,4%.