SWISS RE he publicado esta mañana sus resultados correspondientes al primer trimestre de 2014, en arrojan un beneficio neto de 1.200 millones de dólares (862 millones de euros), lo que supone un 11% menos que en el mismo periodo del año anterior. El volumen de primas y e ingresos por comisiones aumentaron un 11%, hasta 7.600 millones de dólares -5.464 millones de euros, gracias al un crecimiento orgánico del grupo y a vencimiento del contrato de participación al final de 2012.
Estos resultados muestran el buen desempeño de todas las unidades de negocio, pero principalmente en No Vida (con un beneficio neto de 1.000 millones de dólares – 719 millones de euros). En cuanto a las renovaciones de abril, SWISS RE informa que se registró un aumento del  volumen del 14%, “con precios a niveles atractivos”.

“Estoy satisfecho con el desempeño del primer trimestre del grupo. No Vida tuvo otro notable trimestre y Vida y Salud también ha suscrito importantes y rentables negocios. Estamos haciendo grandes avances en el fortalecimiento del negocio subyacente”, afirma Michel M. Liès, consejero delegado del grupo “El segmento de Soluciones Corporativas está creciendo de manera rentable y el ADMIN RE se ha convertido en un generador de efectivo sólido y estable para el grupo. Estoy convencido de que todos los segmentos contribuirán a la consecución de nuestros objetivos financieros 2011-2015”, puntualiza.

El retorno anualizado sobre inversiones se incrementó hasta el 3,7% en el primer trimestre. Asimismo, los ingresos operativos por inversiones se sitúa en 1.100 millones (790,9 millones de euros). David Cole, director de Finanzas del grupo, reconoce que “el impulso que hemos generado en los últimos años ha continuado en el primer trimestre de 2014. Los fuertes ratios combinados publicados por el segmento de Reaseguro y Soluciones Corporativa reflejan nuestro firme compromiso con la suscripción y con el resultado en gestión de activos en los que destacan los puntos fuertes de nuestra inversión en buena posición de la cartera”. El ratio combinado en el negocio de No Vida fue del 78,8%, frente al 69,7% de un año antes, reflejando un mayor impacto de pérdidas por siniestros causados por la acción del hombre y una menor liberación de reservas.