Subidas de precios “moderadas” en las renovaciones de reaseguro de enero

graficosFitch considera que el crecimiento del capital alternativo “ha alterado la dinámica del mercado”

“El ciclo de suscripción de reaseguro puede que finalmente haya cambiado, pero las subidas de precios parecen modestas, lo que sugiere que el ciclo puede haberse vuelto plano”.

  • Es la afirmación de Fitch Ratings en un reciente informe sobre las renovaciones de este inicio de años. La agencia, tomando como base los datos de informes de distintos brókeres, pronosticaba hace unas semanas incrementos de precios en las tasas para coberturas de Daños frente a riesgos catastróficos, en lo que sería el primer aumento desde 2013. “Sin embargo, a pesar de las grandes pérdidas por catástrofes en 2017, las subidas han sido modestas y creemos que el crecimiento del capital alternativo ha alterado la dinámica del mercado de reaseguros, haciendo menos probable una escasez de capacidad y un ciclo de suscripción potencialmente más plano”, concreta la agencia.

    En este punto, Fitch destaca que los inversores en valores ligados seguros (ILS) ya han reabastecido en gran medida la mayor parte del capital consumido por las pérdidas de las catástrofes del año pasado.

    “Las pérdidas aseguradas por catástrofes tuvieron un impacto relativamente limitado en el capital de la mayoría de los reaseguradores, ya que estaban bien repartidas entre aseguradoras, reaseguradores y mercados de capitales, por lo que no se han producido descensos en las calificaciones en el sector”, apunta Fitch.

    Las renovaciones de enero muestran aumentos de dos dígitos en algunos programas de reaseguro en Estados Unidos afectados por las pérdidas, pero los incrementos en otras áreas han sido moderados. “En Europa, 2017 fue un año benigno para las catástrofes, por lo que, a pesar de las pérdidas en Estados Unidos, los reaseguradores no pudieron invertir gran parte de la reducción de los precios de los últimos años”, se apunta desde la agencia.


    Perspectiva negativa

    “Nuestras perspectivas para el sector del reaseguro siguen siendo negativas, lo que refleja la continua presión sobre los beneficios derivados de unos precios competitivos, la posición del capital alternativo y los bajos rendimientos de las inversiones”, afirma Fitch, que llama la atención, además, sobre la evolución de los ratios combinados en las compañías del sector, “que ha ido deteriorándose de manera constante”.