Los consumidores fieles a su aseguradora pueden pagar más de la cuenta en sus primas. Aumentar la información en las cartas de renovación del seguro de Autos, obligando a que las compañías incluyan el precio actual de la prima y el del año anterior, ayudaría a mejorar la transparencia y, en definitiva, a ahorrar dinero. Así lo estima Kelisto.es, quien apunta que solamente 8 de cada 100 asegurados reciben esta información y solamente 4 de cada 100 reciben las cartas de comunicación del precio de renovación a tiempo para poder cancelar la póliza.

“Para que los conductores puedan tomar una decisión informada y valorar un cambio de compañía es necesario que conozcan cómo la aseguradora ha variado su prima con respecto al año anterior. Además, deben recibir la carta de renovación con tiempo suficiente para poder anular la póliza, es decir, con más de dos meses de antelación, el plazo legal actual para darse de baja en su compañía, algo que según los consumidores, no sucede actualmente”, afirma Celia Durán, portavoz de seguros de Kelisto.es.

ALGUNAS CONCLUSIONES DE LA ENCUESTA

Para el 59% de los consumidores el precio es el aspecto más importante del seguro de Autos, pero uno de cada tres asegurados cree que su compañía no es transparente al calcular el precio de su seguro.
El 50% de los asegurados no recuerda lo que pagó por su seguro de Autos el pasado año.
El 95% de los clientes cree que las cartas de renovación deberían incluir el precio del seguro del ejercicio actual, el del año anterior y el porqué de la variación en la prima, “algo que actualmente solo recibe el 8% de los clientes”.
Solo el 4% de los asegurados recibió la carta de renovación antes plazo legal de dos meses; 5 de cada 10 recibieron la carta con 30 días o menos de aviso; y un 6% ni siquiera la recibió.
Para el 40% de los asegurados el plazo adecuado para cancelar un seguro es de 30 días y un 36% cree que con 15 días o menos sería suficiente.
Cerca de un 40% de los asegurados cambiaría de compañía ante un incremento de precio en su prima inferior al 5%; otro 30% cambiaría de aseguradora si la subida fuese entre el 5% y el 10%
Uno de cada cinco asegurados (21%) no ha cambiado nunca de aseguradora y solo el 14% cambió el año pasado.

Datos técnicos:

Estudio elaborado online para Kelisto.es por el centro de estudios You Gov, que ha entrevistado a 3.491 asegurados, de los cuales 3.123 eran los responsables de asegurar su vehículo. Las cifras han sido ponderadas y son representativas de todos los adultos españoles (mayores de 18 años). El margen de error máximo +/- 2% y el margen de confianza, del 95%.

CAMPAÑA DE RECOGIDA DE FIRMAS Y CARTA A DE GUINDOS

A partir de los resultados de su encuesta entre asegurados de Autos, Kelisto.es ha iniciado una campaña de recogida de firmas para “cambiar la Ley de Contrato de Seguro” con un triple objetivo:

– El primero, “que los consumidores puedan cancelar su seguro a tiempo: la ley debería exigir que las aseguradoras envíen la carta de renovación del seguro de coche con tiempo suficiente para cancelar la póliza”.

– El segundo, “aumentar la transparencia para fomentar la competencia: las cartas de renovación deberían incluir el precio del seguro del ejercicio actual, el del año anterior y el porqué de la variación en la prima”.

– Y, por último, “reducir el plazo de cancelación para facilitar el cambio: es necesario un cambio de ley para acortar a un mes el plazo mínimo exigido para cancelar un seguro de coche, actualmente fijado en dos meses”.

Paralelamente, Nick White, Managing Director de Kelisto.es, ha solicitado “una respuesta oficial” para saber si el Ministerio de Economía y Competitividad “se plantea actuar para mejorar la transparencia de las aseguradoras”. En particular, destaca que “la Ley de Contrato de Seguro no protege al consumidor y deja en manos de las compañías la información que estas envían a sus clientes al renovar la póliza”. Ello se produce porque “no garantiza que los avisos lleguen a tiempo”, “no obliga a que se facilite información suficiente” y “permite que los plazos de cancelación sean desproporcionados”.

Asimismo, propone como cambios legales, “que los consumidores puedan cancelar su seguro a tiempo” (afirma que las notificaciones deberían enviarse no solo cuando se produzca un incremento de la prima sino también cuando esta se mantenga o se reduzca); “aumentar la transparencia para fomentar la competencia”, por lo que “las cartas de renovación deberían incluir el precio del seguro del ejercicio actual, el del año anterior y el porqué de la variación en la prima” y “reducir el plazo de cancelación para facilitar el cambio” a solo un mes.

Consultados por esta Redacción sobre este informe y las afirmaciones de Kelisto, desde el Ministerio de Economía Y Competitividad han preferido no hacer valoraciones “como es habitual” y desde UNESPA se afirma que las aseguradoras “no solo cumplen con la ley, sino que van mucho más lejos, con el cumplimiento de guías de buenas prácticas“. En concreto, desde la asociación empresarial se refieren a las guías de autorregulación de seguros de Autos y de Comercialización.