SOLUNION ha iniciado formalmente sus operaciones en Uruguay para ofrecer a las empresas soluciones y servicios orientados a desarrollar sus operaciones comerciales con seguridad, dándoles acceso a su red internacional de control de riesgos y gestión de recobro.
“La gran mayoría de los intercambios comerciales en América Latina se realizan entre socios del mismo continente. Con el fin de ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes y responder al incremento de la demanda de seguro de crédito de las empresas locales como apoyo para el crecimiento internacional, reforzamos nuestra presencia en Latinoamérica desarrollando nuestro negocio en Uruguay”, explica Fernando Pérez-Serrabona, director general de SOLUNION. “La etapa de crecimiento que vive la economía uruguaya es un buen indicador del fuerte potencial del seguro de crédito en este país”, agrega.

SOLUNION desarrollará sus operaciones en Uruguay a través de su filial argentina, que será la responsable de la gestión de las pólizas de las compañías uruguayas. La emisión correrá a cargo de MAPFRE URUGUAY. MAPFRE es accionista de SOLUNION al 50% con EULER HERMES.

La economía en Uruguay está en crecimiento y presenta interesantes posibilidades para el desarrollo del seguro de crédito. SOLUNION estima un crecimiento del PIB del 2,9% en 2015. La deuda pública bajo control, por un lado, y sus amplias reservas y otros activos financieros gestionados por el Banco Central, por otro, constituyen un fuerte respaldo para el país. Por otro lado, la estabilidad de las políticas sociales y económicas mantiene la confianza de los inversores en niveles elevados, al igual que la facilidad de acceso a los mercados de capital. Las necesidades de infraestructura están suponiendo un foco significativo de inversión extranjera directa, que también encuentra atractivo el clima de negocios relativamente estable, el Estado de derecho y el escaso nivel de corrupción de Uruguay.