La Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) ha dado a conocer los datos sobre el producto de la expansión del mercado interno y de las políticas públicas aplicadas al sector, en los que se revela que la actividad aseguradora sigue creciendo y generando empleo tanto en forma directa como indirecta. En su totalidad, la industria aseguradora ocupa a cerca de 60.000 empleos, que engloba tanto con las compañías de seguros como con los productores asesores de seguros. Sobre estos últimos, en Argentina hay más de 27.000 personas físicas que comercializan seguros y 540 sociedades de productores. El crecimiento del empleo total en el sector ha sido constante en los últimos cuatro años registrando valores que superan el 3,6% interanual.
Según publica la web 100%seguro, otro indicador importante acerca del crecimiento de la actividad es el establecimiento de nuevas compañías en el mercado. Desde 2009 hasta la fecha se han abierto en promedio dos compañías por año, en un mercado que –como el de los bancos- se caracteriza por la poca movilidad de sus actores. Cinco nuevas compañías pidieron autorización a la SSN para operar en el mercado argentino en el último año, y además, en muchos casos son empresas de capitales extranjeros que deciden venir a invertir a largo plazo y establecerse en el país.

Otras de las características analizas es la calidad del empleo del sector, en los que destaca que éstos se mantuvieron por debajo del 2% los volúmenes de ocupación temporaria. Y el promedio de trabajadores por compañía es de 159 personas por entidad. Por otra parte, el firme crecimiento del sector repercute directamente en el número de intermediarios que en los últimos dos años mantuvo una tasa de crecimiento del 9% anual.

Desde la SNN se informó que esta generación de nuevos puestos de trabajo es uno de los principales factores de inclusión en Argentina, aemás de la implementación que realiza en el Plan Nacional Estratégico del Seguro 2012-2020 (PlaNeS), cuyos objetivos son el impulso de la actividad del sector, un fortalecimiento de los esquemas de control y una mayor y mejor protección de los asegurados y usuarios del seguro.