Los automóviles con placa extranjera podrán circular en Honduras si en el momento de su entrada cuentan con un seguro contra accidentes, según el dictamen de la Ley de Transporte Terrestre.