Ponencia de Rolando Hernández (ARCH RE)

ImagenPreviamente a la clausura, el programa de conferencias de la jornada de ayer incluyó una  ponencia sobre el seguro agrícola a cargo de Rolando Hernández, senior underwriter agriculture de ARCH REINSURANCE AGRÍCOLA.

Comenzó su intervención exponiendo los muchos riesgos climáticos y catástrofes de la naturaleza a los que se enfrentan los productores agrícolas en América Latina, enfatizando los crecimientos importantes que se han dado en los periodos  de 1971 a 1975 y de 2002 a 2005, con subidas del 350% en sequías, del 500% en huracanes y de 250% en inundaciones. Remarcó, en este sentido, que no hay casi ningún país de la región que no haya sufrido desastres naturales en los últimos tres años.

Destacó que el seguro agrícola cubre las consecuencias de los riesgos que afectan a la producción agrícola, pecuaria y acuícola, y puede ser utilizado para mitigar daños tanto por riesgos menos frecuentes como los de alta severidad. Ese seguro está presente en 18 países de los 25 de la región, con aproximadamente 80 compañías, existiendo un grado de variación importante en cuanto al nivel  de sofisticación, penetración, prácticas y oferta de productos.

México, Argentina y Brasil son los principales países en cuanto a volumen de primas de estos seguros, mientras que naciones con muchos años de experiencia en este ámbito son Argentina, Uruguay y Panamá. Entre los países que han desarrollado el seguro agrícola en los últimos 10 años, citó a Chile, Brasil, Paraguay, Honduras, Ecuador, Perú y Colombia.

A modo de conclusión, puso especial énfasis en la falta de desarrollo del seguro agrícola en muchos países, en las amenazas derivadas del cambio climático y en el incremento de los precios de las ‘comodities’, lo que da una idea de la oportunidad de negocio en los seguros agrícolas. El desarrollo de este potencial dependerá de la habilidad del sector público y privado para resolver los retos futuros.

Finalmente, abogó por la necesidad de empresas en este mercado que gocen de alta credibilidad, sean independientes y ofrezcan un buen servicio de inspecciones, primas y monitoreo.