Los factores de decisión que más tienen en cuenta los ahorradores a la hora de escoger un producto son la seguridad y la rentabilidad, seguidos de la confianza, según desvela la III edición del Barómetro del Ahorro del Observatorio Inverco, cuyas conclusiones se presentaron ayer. En cuanto a la valoración que los ahorradores hacen de cada producto, la fiscalidad y confianza son los atributos más destacados de los planes de pensiones, mientras que la rentabilidad, liquidez y fiscalidad lo son en los fondos de inversión. Lo más valorado en seguros, depósitos y renta fija es la confianza.
Atendiendo al grado de conocimiento del producto, los depósitos, planes de pensiones, fondo de inversión y renta fija son los que los ahorradores afirman conocer mejor. En esta línea, los productos con más presencia en cartera de los ahorradores son los depósitos (66%), los planes de pensiones (60%), la inversión en renta variable (31%) y los fondos inversión  (28%), quedando por detrás los seguro (18%) y la renta fija (14%).

Respecto a las inversiones que plantean realizar el próximo año, cuatro de cada diez prevén contratar o aumentas sus ahorros en planes de pensiones; por su parte, un 32% piensa contratar o aumentas su inversión en depósitos y un 26%, en fondos de e inversión.

AHORRADOR CONSERVADOR Y ‘CORTOPLACISTA’

Este trabajo analiza, asimismo, los motivos por los cuales se ahorra. Así se observa que aumenta el porcentaje de los que cuenta entre sus principales motivaciones el cubrir imprevistos (5 de cada 10) y el de los que afirma hacerlo para complementar la jubilación (3 de cada 10).  Por el contrario, disminuye el porcentaje de los que invierten para obtener ventajas fiscales (8% frente al 22% de 2011).

Atendiendo al plazo de la inversión, aumenta el número de ahorradores que tiene un plazo superior a tres años, alcanzado el 18% (15% en 2011). “No obstante, los ahorradores españoles siguen siendo fundamentalmente ‘cortoplacista’, puesto que 8 de cada 10 invierten a un plazo inferior a 3 años”, matizan los responsables del informe.

La encuesta realizada por la empresa Front Query, apunta también que desde 2009 se ha reducido el número de ahorradores que afirma tener perfil dinámico, mientras que el número de los que se definen como conservadores ha crecido más del doble, hasta alcanzar el 62% en 2013 (26% de 2009).

“La mayoría de ahorradores conservadores es mujer (56%), tiene entre 35 y 44 años (45%) y una renta neta al mes de entre 1.501 y 3.000 euros (36%). Son los que más invierten pensando en un plazo inferior a tres años, los que más tienen en cuenta como motivo de ahorro la educación de sus hijos y los que más importancia dan a su objetivos personales y a las ofertas recibidas para informarse de un producto”, se explica desde el Observatorio Inverco.

Por su parte, el perfil dinámico es preferentemente hombre (76%), menor de 45 años, con una renta neta al mes de entre 1.501 y 4.500 euros (57%) y los que más invierten pensando en un plazo superior a 5 años. En el caso del ahorrador moderado, seis de cada diez son hombres, de entre 35 y 44 años (41%) y tienen una renta neta al mes de entre 1.501 y 4.500 euros (45%).

FUENTES DE INFORMACIÓN

El trabajo de Inverco muestra, finalmente, que para cinco de cada diez personas la oficina o asesor bancario son la principal fuente de información, si bien los asesores financieros y las redes sociales han ganado protagonismo en los últimos años. Para contrastar la información que reciben, 4 de cada 10 acuden a Internet. “Para contrastar la información recibida, los ahorradores acuden a Internet (37%) y a sus familiares y amigos (29%)”, se indica.

Para medir la rentabilidad que ofrece cada producto, 4 de cada 10 ahorradores se basan en su experiencia con inversiones previas y en sus objetivos de ahorro personales. Respecto a los criterios técnicos, el 35% compara la rentabilidad de la inversión con el Euribor y la inflación.