SEGÚN DATOS DE AON BENFIELD Las primeras estimaciones realizadas por la unidad de predicción de impacto de AON BENFIELD pone de relieve que el total de los daños por el terremoto que asoló Ecuador el pasado sábado pueden ser relativamente limitados para la industria aseguradora, ya que el nivel de aseguramiento del país es bajo. En unas primeras estimaciones, el bróker de reaseguro predice una probabilidad del 48% de que las pérdidas aseguradoras que no excedan los 100 millones de dólares (88,2 millones de euros) y un 32% de probabilidad de que la cifra esté entre 100 y 1.000 millones (entre 88,2 y 882 millones de euros). Por otro lado, estima en solo un 14% de probabilidad de que los daños superen los 1.000 millones, según informa The Insurance Insider. “No existe cultura de prevención en el país” Luis Cabezas-Klaere, director de la Cámara de Compañías Seguros del Ecuador, reconoce que las empresas son los principales clientes que adquieren seguros frente a desastres naturales, pero las familias todavía miran estos productos como un gasto y no como una protección ante estas eventualidades. En declaraciones a la prensa local, Cabezas-Klaere afirma que en el país no hay costumbre de asegurar los inmuebles ante posibles catástrofes naturales y, pese a que la Ley de Propiedad Horizontal dispone que toda edificación tiene que asegurarse, sin embargo, “muy pocas personas cumplen con esas obligaciones”. (Fuente de la imagen: Policía Nacional de Ecuador)