PREVENCIÓN SALUD, la nueva línea de GRUPO SANCOR SEGUROS, comenzará a comercializar planes de salud privada a partir del uno de diciembre de este año y el uno de marzo de 2014 espera iniciar los servicios. El plan se centra en prestar servicios de medicina prepaga sobre la base de la estructura prestacional y de farmacias que tienen a través de otra de sus compañías, PREVENCIÓN ART.
Sobre esta base, ofrecerá cobertura en todas las provincias argentinas, donde cuenta con 1.500 profesionales médicos y 3.500 farmacias que atenderán a sus afiliados. Así lo aseguró ayer Edgardo Bovo, director general de PREVENCIÓN SALUD, quien presentó ayer en Córdoba la nueva empresa del grupo de origen santafesino. Según indicó el ejecutivo, ofrecerán siete planes de salud, uno de ellos destinado al segmento más joven del mercado laboral (18 a 25 años), informa ‘La Voz’.

Al respecto, Bovo confirmó que tendrá entre sus prestadores a centros de salud como Hospital Privado, Sanatorio Allende, Reina Fabiola, el Instituto Modelo de Cardiología e Instituto Oulton. Además, contará con servicios de emergencia médica, a través de la contratación de un call center que, a su vez, maneja a diferentes empresas que brindan estos servicios en la provincia. Por su parte, Juan Pagliano, gerente de Unidad Negocios de Córdoba del grupo asegurador, explicó que es “una empresa de salud que nace desde el interior del país, lo que nos facilitará ofrecer presencia en localidades nacionales”.

En este marco, la prestadora de salud privada utilizará la estructura de SANCOR SEGUROS, conformada por una decena de empresas. Parte de este plan de hacer sinergias con otras firmas es la posibilidad de utilizar una estructura de 4.000 puntos de venta en el país. También incluye la posibilidad de que se combinen con otros servicios como ART y seguros en diferentes rubros.

Según Bovo, el objetivo de la compañía es reunir en cinco o seis años a 400.000 afiliados en todo el país, lo que convertiría a PREVENCIÓN SALUD en uno de los principales operadores en el mercado nacional de medicina privada, conformada por un mercado de ocho millones de usuarios. Entre otras cosas, el ejecutivo recalcó que no tienen previsto tener centros de salud propios en el país.