AIG está barajando penalizar o destituir a su CEO, Peter Hancock, por un revés en el plan de cambio de la compañía, según informó The Wall Street Journal citando a personas familiarizadas con el asunto, tal y como se hace eco Business Insurance.

Se espera que quince directores debatan sobre varias posibles acciones en una reunión del Consejo a principios de marzo, detalla la información.

Los objetivos del plan de reestructuración a dos años de AIG incluyen devolver 25.000 millones (23.626 millones de euros) a los accionistas y convertirse en una “aseguradora más ligera, más rentable y enfocada”, eliminando activos no deseados. En este sentido se recuerda que el cuarto trimestre marcó un punto medio crítico en el plan de AIG. El grupo presentó pérdidas en dicho periodo.

“El Consejo de Administración de AIG y el equipo directivo han acordado un plan de transformación claramente definido para que la compañía pueda entregar ganancias sostenibles de alta calidad”, dijo la compañía en un comunicado el lunes. “En este punto cada año, revisamos activamente nuestro desempeño pasado y futuro esperado en contra de nuestro plan, y este año no es una excepción”, matiza la compañía.