La entrada de nuevos competidores, con innovadores modelos de negocio, ha propiciado que la industria de seguros perciba la tecnología digital como una amenaza para la actividad tradicional. El auge de estos nuevos actores, sumado al uso generalizado de los dispositivos móviles por parte de los usuarios, está causando un cambio en el sector y está obligando a los profesionales a redefinir su actividad en base a los nuevos hábitos de los clientes.
No obstante, más allá de la competencia que el creciente uso de la tecnología pueda generar en la industria de los seguros, la revolución digital está llamada a convertirse en un generador de oportunidades. El reto pasa por aprovechar el potencial de estas herramientas para mejorar la experiencia del cliente.

Deloitte ha elaborado una publicación en la que analiza el impacto que la telemática puede tener en esta industria y cómo los productos basados en este tipo de tecnologías pueden evolucionar y convertirse en algo más que en una oferta de nicho. El documento contempla, además, la creación de nuevos mercados orientados a seguros peer to peer, comparadores de precio online, seguros para el coche sin conductor, así como otros servicios para agilizar las transacciones móviles.