El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, coincide con el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, en que es necesario “estimular el ahorro” mediante pensiones privados “en la medida de lo posible”, según indicó ayer durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, y en respuesta al portavoz del PNV, Aitor Esteban, quien le ha reprochado el incumplimiento de uno de los mandatos incluidos en la Ley de Reforma de las Pensiones de 2011, que daba seis meses al Gobierno para presentar un informe sobre el grado de desarrollo de la Previsión Social Complementaria.
“Es verdad lo que dice de la Ley 27/2011, y que no hace muchas fechas el gobernador del Banco de España dijo cosas sensatas en relación con esto. Una de ellas, que los poderes públicos deben estimular este ahorro (mediante sistemas de previsión social complementaria) en la medida de lo posible”, ha reconocido el presidente. No obstante, ha señalado que desde el inicio de la legislatura “ha habido que fijar prioridades” en todas las facetas del ámbito público, y que la “principal obligación” del Ejecutivo era “desarrollar y completar la reforma de las pensiones para garantizar su sostenibilidad”, ya que la Constitución Española “también obliga a los poderes públicos a mantener un régimen público de Seguridad Social para el conjunto de los ciudadanos”.

“A partir de ahí, lógicamente, coincido en que ahora toca trabajar en un mayor desarrollo de los instrumentos de protección social complementaria”, ha señalado, destacando la “relevancia de estos instrumentos” de ahorro privado. En esta línea, ha recordado que se han tomado algunas decisiones para “hacer más atractivos estos instrumentos”, tales como reducir un 30% la comisión máxima anual por gestión y depósito que pueden aplicar los planes de pensiones, impulsar la transparencia al ampliar la información que debe recibir el ciudadano antes de contratar un plan individual o ampliar el derecho a la prestación anticipada de derechos consolidados.

El PNV critica la “pluralidad de discursos”

El diputado vasco, por el contrario, ha lamentado que dos años después de que concluyera el plazo dado al Gobierno para presentar el informe sobre el desarrollo del sistema de previsión social complementaria, y lo que es peor a su juicio, que en este tiempo la “pluralidad de discursos” de los diferentes ministerios y las “medidas debilitadoras” que se han impulsado han “incidido de manera negativa en la definición a futuro” de un sistema que “el propio presidente ha elogiado en muchas ocasiones”.

Así, Esteban considera que la prohibición de hacer aportaciones institucionales a planes de pensiones por las exigencias de reducción del gasto público, la debilitación de los convenios inferiores al estatal que “dinamizaban los pactos de empresa” o el “fortalecimiento” de la Seguridad Social a la hora de “definir cómo se computan las bases reguladoras” han perjudicado a la previsión social complementaria.

Reacción de UNESPA a las declaraciones del presidente del Gobierno

Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA, considera que las decisiones adoptadas por los últimos Gobiernos para impulsar realmente el ahorro privado para la jubilación en España han sido “positivas pero no suficientes”. El mejor ejemplo es la última reforma fiscal, en la que se han adoptado “medidas contradictorias” en materia de previsión social. Pero según González de Frutos, lo más preocupante es que “en los últimos mandatos se ha dejado por hacer lo más importante: concienciar a la población sobre la necesidad de ahorrar”.

UNESPA reaccionó ayer a las declaraciones del presidente del Gobierno sobre la necesidad de fomentar el ahorro para la jubilación, recordando que el Gobierno no ha realizado el envío de una carta a los cotizantes mayores de 50 años con información sobre su expectativa de pensión pública, una medida a la que se había comprometido. “Este comunicado es fundamental para hacer entender a la gente que, si quiere mantener su poder adquisitivo cuando se retire, debe acumular una bolsa de ahorro privado. El retraso de la previsión social en España es fruto de la falta de concienciación de la ciudadanía”, afirma la presidenta.

Defiende la necesidad de que los poderes públicos “pongan sobre la mesa un documento de trabajo, de forma que todos podamos debatir y elaborar propuestas en torno a él”, “No hay que olvidar –concluye- que el futuro del país depende, en buena medida, de que la gente mantenga su poder adquisitivo en la jubilación. Está en nuestras manos superar este reto. Está en nuestras manos asegurar nuestra prosperidad como sociedad”.