“Sabemos adaptarnos a las nuevas tendencias e incluso anticiparnos a ellas”, asevera Rafael Venegas, gerente general de RIMAC, en una entrevista publicada en el último número de Actualidad Aseguradora América Latina. Una pauta que su entidad mantiene desde “el inicio de nuestras operaciones, hace 118 años. Lanzamos productos todos los meses, exploramos nuevos canales, reformulamos procesos de atención al cliente. Fuimos la primera aseguradora en tener una central telefónica propia, la primera en brindar servicios de chofer de reemplazo, la primera en comercializar productos vía web, la primera en ofrecer seguros inclusivos como el seguro para trabajadores del hogar, solo por mencionar algunos pocos ejemplos. La innovación está en nuestro ADN”.
De cara al año que viene augura que “la penetración de seguros en el segmento de seguros personales continuará. Proyectamos que para 2018, el mercado de seguros en Perú pasará de 3.900 millones de dólares a poco más de 7.000 millones. Adicionalmente, la participación de los seguros empresariales bajará del 65% a un 63%. Esto indica que los seguros personales continuarán empujando el crecimiento, pero los seguros empresariales, que son un segmento en el que tenemos especial fortaleza, seguirán teniendo una participación relevante en el total. En términos geográficos, RIMAC tiene cobertura nacional y pensamos, por los proyectos de inversión ya en curso, que el crecimiento económico será más notorio en el sur del país en los próximos 5 años”.

Venegas define además a RIMAC como “una empresa multiseguro, multiproducto y multicanal” que busca que “más peruanos tomen conciencia de la importancia de contar con un seguro”.

De cara al futuro, avanza, el mercado debe desarrollarse en nuevos canales y en mejorar la oferta de valor por segmento. Entre los desafíos, explica, “uno de nuestros principales retos es desarrollar una cultura de aseguramiento en nuestro país, considerando el enorme potencial de crecimiento que tiene el mercado. Trabajar en consolidar una educación financiera, en seguros, en construir una cultura de aseguramiento, donde tenemos los mayores retos como industria y como país”.

En cuanto a los resultados obtenidos por la empresa, subraya que “nos sentimos satisfechos con los resultados obtenidos, ya que mantenemos nuestro liderazgo indiscutible en el mercado por más de diez años consecutivos. En el transcurso de estos años, hemos crecido de manera responsable y sostenible, enfocando la innovación al servicio de nuestros clientes y la eficiencia operacional; sin perder el rumbo en el exhaustivo control del riesgo y de nuestros costos.

Perú: un mercado con grandes proyecciones

El mercado de seguros en Perú tiene un potencial de crecimiento enorme, ya que la penetración de los seguros en nuestro país corresponde sólo a un 1,6% del PBI nacional; muy por debajo de países vecinos, como Chile, Brasil y Colombia. Aún con esta baja penetración, el mercado de seguros peruano ha tenido un crecimiento sostenido.

Sobre los microseguros, matiza que “solo serán posibles cuando el dinero electrónico se emplee de manera masiva. Hoy día, los costos administrativos vinculados con la comercialización y con el pago efectivo de los siniestros, no han permitido un desarrollo adecuado de este tipo de seguros. A ello, hay que sumar la importancia de hacer un trabajo consistente de educación financiera, que es un esfuerzo que enfrentaremos a nivel gremial y que confiamos contará con pleno respaldo de la Superintendencia de Banca y Seguros.

En cuanto al actual sistema de seguros privado, explica que “el sistema privado de pensiones ha sido un motor importante del crecimiento económico del país los últimos 15 años. Es probable que haya que evaluar algunos ajustes, o la posibilidad de abrir el abanico de mecanismos de ahorro previsional, pero no estamos de acuerdo con la satanización que se viene haciendo de un sistema tan importante para la salud económica de Perú actual y, especialmente, en el futuro”.

Lea la entrevista íntegra, accediendo a la revista digital desde este enlace.