A.M. Best mantiene para 2016 un pronóstico ‘negativo’ para el sector mundial del Reaseguro, debido a que los importantes retos actuales del mercado “pueden frenar el potencial de acciones positivas a lo largo del tiempo en los rating de las compañías y, a la postre, pueden traducirse en presiones negativas sobre estas calificaciones”.