Mientras se acrecienta la competencia en las áreas menos demandadas, donde los reaseguradores tradicionales dominan el mercado, las señales de estabilización de precios en el reaseguro comienzan a darse para las coberturas de Daños en zonas de catástrofes en las que tanto la oferta como la demanda empiezan a igualarse. Así se pone de manifiesto en el último informe sobre renovaciones de WILLIS, referido a los tratados de 1 de junio y 1 de julio.

Así se pone de manifiesto en el último informe sobre renovaciones de WILLIS, referido a los tratados de 1 de junio y 1 de julio.

Si bien la competencia en precios en las coberturas de Daños puede estar enfriándose, según puntualiza el bróker, el frenesí de las fusiones en el mercado reasegurador continúa. En este punto, el informe señala que, a pesar de las perspectivas poco atractivas a corto plazo para casi todas las compañías del sector y la disminución en los rendimientos tanto de la suscripción como de las inversiones, las operaciones corporativas están ayudando a mantener altas las valoraciones actuales de las mismas.

John Cavanagh, CEO global de WILLIS RE, reseña en el informe que la temporada de renovaciones de 1 de junio y 1 de julio ofrece a las reaseguradoras alguna esperanza. Además con la temporada de huracanes en el Atlántico Norte en marcha, en la que se anticipa un bajo nivel de actividad, “las perspectivas para 2016 podrían no ser tan sombrías como puede haber sido deducidas en las renovaciones de los meses de enero y abril 2015”, remarca.