8ª Conferencia Brasileña de Seguros

La CNseg (Confederação Nacional das Empresas de Seguros Gerais, Previdência Privada e Vida, Saúde Suplementar e Capitalização) ha realizado esta semana, desde el 19 al 21 de septiembre, en Río de Janeiro la 8ª Conferencia Brasileña de Seguros. Además, como cada año este Congreso ha reunido un cuatro en uno: 5º Encontro Nacional de Atuários (ENA); 7ª Conferência de Proteção do Consumidor de Seguros; 11º Seminário de Controles Internos & Compliance; 2º Seminário de Riscos e Oportunidades Emergentes.

  • “El seguro tiene mucho que contribuir a la reanudación del crecimiento brasileño, tanto por la protección que proporciona la vida y el patrimonio, como por la imparcialidad que eso genera al Gobierno y, también, por su 1 billón en activos financieros, que son la suma la mayor pupila institucional del país y que tanto puede ayudar en el financiamiento de la deuda pública brasileña”. Pero para eso, afirmó Coriolano, es necesario que ese sistema de seguros que, por su naturaleza, trata del progreso y de la solidaridad, sea mejor comprendido por la sociedad y más apoyado por el Gobierno por medio de políticas más asertivas.

    Por su parte, el secretario ejecutivo del Ministerio de Hacienda, Eduardo Guardia, puntualizó que "a pesar de su enorme potencial de crecimiento, (sector asegurador), afirmando que hay una alineación de intereses muy grande entre las acciones del Ministerio de Hacienda, del Gobierno y del sector asegurador depende de una adecuada reglamentación".

    Para el ministro de las Ciudades, Bruno Araújo, el seguro de garantía como un muy prometedor mercado. Por eso, incluso, ya organizaron un grupo de trabajo para tratar la viabilidad de la utilización del seguro en todas las obras del Ministerio de las Ciudades, comenzando por Mi Casa, MInha Vida y extendiéndose por las obras de saneamiento, contención de pendientes y demás. Destacó la importancia del seguro y afirmó que no hay país que se haya desarrollado sin contar con el apoyo del sector asegurador y sin que éste tuviera una expresiva participación en el PIB.

    Universalidad e integridad

    Durante la apertura el ministro de Salud, Ricardo Barros, recordó los desafíos a los que se  enfrenta al frente de su cartera. Entre éstos, el intento de resolver la contradicción entre universalidad e integralidad en la salud pública, que cuenta con inversores (la sociedad) con limitada capacidad de financiación. En cuanto a la salud privada, afirmó que la integralidad no se aplica a ésta, pero que la actual regulación hace que el usuario o camine de mercedes o camine a pie, sin alternativas a uno u otro. "Eso está mal, el consumidor necesita tener el derecho de elegir", concluyó en su discurso.

    Alineación de las acciones del Ministerio de Hacienda, el Gobierno y el sector asegurador

    "Existe una alineación de intereses muy grande entre las acciones del Ministerio de Hacienda, el Gobierno y el sector asegurador", afirmó el secretario Ejecutivo del Ministerio de Hacienda, Eduardo Guardia. Sector que tal como afirmó "a pesar de su enorme potencial de crecimiento, depende de una adecuada reglamentación".

    Para ello, sin embargo, dijo, es fundamental que este sector sea escuchado y, así, se pueda construir una relación transparente, que pueda avanzar, dentro de lo posible.

    El ministro dijo también que el ministerio busca incentivar el desarrollo de nuevos productos de seguro, sin olvidar, sin embargo, las cuestiones prudenciales y las relacionadas a la protección de los consumidores. En cuanto a la reforma de la Previsión, la consideró "absolutamente fundamental" por el punto de vista fiscal, pero que también traerá enormes posibilidades para el mercado asegurador.

     

  • La regulación y el desarrollo del mercado de seguros

    Uno de los paneles más esperados fue el de la regulación y el desarrollo del mercado de seguros con representantes de la ANS, Susep y el Ministerio de Hacienda, además del presidente de la CNseg. El ajuste de la reglamentación es el principal desafío para lograr un avance efectivo del mercado asegurador brasileño. Se sabe que una regulación excesiva eleva costos de las empresas, encarece servicios y, al final de cuentas, limita el crecimiento y afecta el acceso del consumidor final, sobre todo en días de renta reducida de las familias y de desempleo elevado.

    El diagnóstico parece ser un consenso del primer panel que discutió la regulación y el desarrollo del mercado asegurador. Los cinco participantes señalaron algunos de los caminos para azar la reglamentación, haciéndola pro-mercado sin descuidar la protección del consumidor al mismo tiempo. En el debate participaron el presidente de CNseg, Marcio Coriolano, moderador del panel, los directores Paulo dos Santos (Susep) y Leandro Fonseca (ANS), Priscila Grecov (Ministerio de Hacienda) - debatieron- con la conferencia principal a cargo de Gustavo Binenbojm.

    La Comisión dejo claro que las barreras a la participación externa deben reducirse gradualmente, como en el caso del reaseguro y que deben crearse también normas para acelerar la incorporación de avances tecnológicos, orientados a agilizar la autorización de funcionamiento de nuevos jugadores, con beneficio para el consumidor.

    En su conferencia, el profesor titular de la UFRJ, Gustavo Binenbojm, admitió que la regulación brasileña de seguros “no alcanzó su estado de arte”. Destacó la inestabilidad institucional de Susep, teniendo en cuenta que sus dirigentes no tienen mandato fijo (a diferencia de la ANS, que cuida de la Salud Suplementaria) y pueden ser alzados de los cargos por presión o intereses políticos o de gobierno, y la falta de autonomía financiera de los dos órganos de supervisión del mercado, como cuellos de botella importantes. "Los reguladores deben ser protegidos de presiones políticas o de grupos de interés, porque la regulación debe ser de Estado y no de gobiernos", dijo, sugiriendo que Susep, a ejemplo de lo que fue realizado con la CVM, creó mandatos para sus respectivos los dirigentes.

    De esta forma, puso de relieve que la regulación es poco estable en Brasil y genera costos elevados y no está en línea con prácticas comunes en los EE.UU. o la UE, como el Análisis de Impacto Regulatorio (AIR), es decir, análisis previo de costos y beneficios sociales y económicos de cada medida reglamentaria propuesta.

    FenaSalud  apuesta por un modelo especial para Salud

    Para la creación de un modelo de reglamentación específica para el plan de salud accesible, la presidenta de FenaSalud, Solange Beatriz Palheiro Mendes, destacó el papel de la Agencia Nacional de Salud Suplementaria (ANS) como regulador y entidad que necesita conducir las discusiones para dar formato a ese producto. "El informe de la ANS apuntó que diversos mecanismos presentados ya son comercializados. Es verdad. Pero es necesario que esas reglas estén comprendidas en un único producto, lo que dará racionalidad y transparencia en la relación entre consumidores, prestadores de servicios y operadores, estimulando la competencia y la adquisición del plan. De esta forma, la propuesta de modelo no debe ser deber de casa sólo de la FenaSalud, sino de todos los segmentos, incluyendo las entidades de defensa del consumidor, que tienen interés en mejores resultados de la Salud Suplementaria. Es necesario evaluar, por ejemplo, si el plazo de atención será el mismo o específico, revisar las tasas actuariales y las formas de penalización de ese producto ", enfatiza.

    Para la ejecutiva de FenaSalud la discusión sobre el plan de salud accesible arroja luz sobre la escalada de costes en el sector de salud. "La salud no es un producto barato. Un plan asequible en salud significa reducir los costes. Por ejemplo, una red jerárquica con médico generalista, que indica al especialista, es una forma de disminuir costos. Pero puede ser considerado como restricción de acceso. "Hay que dejar claro a quién contrata ese producto y sus condiciones", explica Solange Beatriz.

    En el marco de la propuesta de un plan de salud accesible presentado por FenaSalud, la estimación de reducción de costes es del orden del 20%, si todos los mecanismos enumerados se respetan en el formato del producto: atención jerárquica, con médico generalista; coparticipación; la cobertura regionalizada, entre otros.

    Según el Ministerio de Salud, la iniciativa privada responde actualmente al 55% de las inversiones en el área de salud para atender al 25% de la población.

     

  • Desde la página web de CNSeg así como desde Radio CNseg se pueden consultar las ponencias más destacadas de estos dos días así como numerosos contenidos, entrevistas y destacados de la 8ª Conferencia Brasileña de Seguros