El presidente y consejero delegado de AIG, Peter D. Hancock, presentó ayer jueves su dimisión al Consejo de administración de la aseguradora estadounidense al no contar con el respaldo de los accionistas, según informó la compañía en un comunicado. No obstante, mantendrá su puesto al frente de AIG hasta que se un sustituto.

Esta decisión según la propia aseguradora se basa en que no cuenta con un “respaldo sincero” de los accionistas. “Sin un respaldo sincero de los accionistas para mi liderazgo continuo, un periodo de incertidumbre podría socavar el progreso realizado y dañar los intereses de nuestros clientes”, indicó Hancock, que considera que la dimisión es la decisión “correcta”. Por su parte, el presidente del Consejo , Douglas M. Steenland subrayó que Hancock abordó durante su mandato los asuntos “más complejos” de la compañía, incluyendo el reembolso del rescate del Tesoro de Estados Unidos.

Desde septiembre de 2014 Hancock ha estado al frente de la compañía como presidente y consejero delegado, aunque ya desde 2010 entró en el grupo como vicepresidente ejecutivo de Finanzas, Riesgo e Inversión. Asimismo, también fue el consejero delegado de AIG Property Casualty.