Un seguro único para todo, coches que son ordenadores, sensores biométricos para controlar nuestra salud, también para reparar los electrodomésticos o controlar nuestra casa, son solo algunas pinceladas del futuro hacia el que camina la industria aseguradora.