La aparición en el mercado colombiano de nuevos jugadores internacionales como AXA, COFACE, HOWDEN o BERKLEY, junto el aumento de soluciones específicas para el sector asegurador hacen presagiar una guerra de tarifas en el mercado. Al mercado llegarán tanto productos nuevos que han sido testados en otros países, así como nuevas herramientas destinadas a mejorar la comercialización de los mismos, que conllevarán una bajada en las primas.
Ante esta vorágine de novedades, el presidente de CARDINAL SEGUROS, José Miguel Otoya, indica que el reto del sector es aumentar la penetración de los seguros en el país. Asegura que este negocio vive un fenómeno positivo y de gran competencia. Alejandro Mendoza, gerente de la agencia de seguros FALABELLA, indica que “hemos visto que hay uno o dos jugadores buscando en todo momento capturar un mayor mercado con tarifas agresivas, y eso presiona a los demás para que ajusten precios. Está claro que en el ramo de vehículos ha habido esa guerra de tarifas. Al final, quienes ganan son los clientes; y a medida que venga la competencia, pues todavía mejor”

Precisamente, la prima media de este ramo ha caído un 35% en la última década. Hasta el año pasado, según los datos de FASECOLDA, un colombiano requería poco más de un millón (alrededor de 531 dólares), frente al 1,6 millones (850,6 dólares) de 2004.

MICROSEGUROS, VIDA Y PRODUCTOS MASIVOS AFECTADOS POR LA GUERRA DE PRECIOS

Además del ramo de Autos, otros como microseguros, Vida o productos masivos también experimentarán esta reducción de costes.

El seguro en Colombia supone el 2,7% del PIB, según los datos de la Superintendencia Financiera. Lejos de países como Chile (4%), Estados Unidos (8,2%), Reino Unido (11,3%), entre otros. Los datos de SWISS RE hablan de que el colombiano invierte 3,2 veces menos en seguros que un chileno y 40 menos que un suizo.