Las dificultades para la marcha del programa de seguros de Salud del presidente de Estados Unidos, Barcak Obama, siguen su curso. En el mes de octubre, únicamente alrededor de 50.000 personas adquirieron con éxito un seguro de este tipo a través de la healthcare.gov. Este dato está muy por debajo de las 500.000 pólizas que la Casa Blanca esperaba, un 10% menos.
Esto supone una jarra de agua fría en las expectativas de la Administración Obama y un balón de oxigeno a los Republicanos. Una encuesta de Gallup reciente muestra que tan solo un 18% de los norteamericanos sin cobertura de salud utilizaron la web del Gobiernopara inscribirse en las nuevas bolsas de seguro médico.

Hay que recordar que la llamada Obamacare entrará en vigor a partir del próximo 1 de enero y obligará a todos los ciudadanos a contratar un seguro médico bajo la amenaza de multas de hasta un 2,5% del salario. Se calcula que en Estados Unidos unos 48 millones de personas carecen de seguro de Salud.