BDSAL FIDES.- ¿Cómo nace SOM.US? ¿Cuál es la esencia y objetivos de vuestra compañía?

Fabio Basilone.- SOM.US surgió de la semejanza de propósitos entre diversos ejecutivos de diferentes países, colegas de trabajo desde hace más de 10 años, que vieron la oportunidad de formular una estrategia corporativa. Nuestra compañía entiende la necesidad de la unión de esfuerzos y de la cooperación como forma de perpetuidad y tiene el concepto de ecosistema como su imagen arquetípica. En esta convivencia deliberada se encuentra el objetivo de crear el mayor canal de distribución de seguros y reaseguros de América Latina, uniendo la capilaridad local traída por los corredores de seguros con las soluciones internacionales disponibles en el mercado de reseguros.

BDSAL FIDES.- ¿La compañía estaba compuesta por algunas operaciones que fueron parte de COOPER GAY SWETT & CRAWFORD, qué novedades y diferencias incorporan?

Fabio Basilone.- Hay un matiz a tener en cuenta, SOM.US está compuesta inicialmente por algunas operaciones que fueron parte de COOPER GAY SWETT & CRAWFORD, donde fue genuinamente posible unificar visiones del negocio. Esta es tal vez la primera gran diferencia, es decir, la unión de propósitos se colocó por encima de cualquier otro interés. Sin duda la gran novedad es la incorporación del trabajo de agregar corredores de seguros de forma estructurada y planificada para crear un gran balcón de negocios. Ya teníamos algunos corredores como clientes indirectos, pero ahora oficializamos esa relación por la formación de empresas dedicadas a ese propósito.

BDSAL FIDES.- ¿En qué abanico de productos trabajáis y cómo se comercializan?

Fabio Basilone.- Estamos evolucionando con pasos muy planificados. En primer lugar, seguiremos haciendo lo que ya hacíamos con excelencia en el mercado internacional de reseguros. En ese punto estamos alineando los equipos regionales dentro de unidades de negocios específicos, buscando sinergias y mejores prácticas. En paralelo, ya iniciamos nuestra expansión geográfica, que nos ha sorprendido positivamente por la recepción de nuestras propuestas en diversos territorios. Finalmente, en 2018 queremos iniciar el proceso de estudio de mercado para crecer la red de corredores de seguros asociados en la región.

“2018, un año de muchas novedades”

BDSAL FIDES.- ¿Vais a lanzar alguna novedad o tenéis pensado dar algún paso estratégico a corto plazo desde la compañía para el mercado asegurador?

Fabio Basilone.-  Estamos trabajando para formar o adquirir agencias de subscripción, conocidos como MGAs, desde la que se elaborar productos en diversos segmentos de la industria.

BDSAL FIDES.- Ahora mismo, ¿en qué países de la región estáis presentes? ¿Desde cuándo y cómo está estructurada vuestra presencia regional?

Fabio Basilone.- Iniciamos nuestra empresa con oficinas en Brasil, Ecuador, México y Uruguay. Ese año ya hicimos el primer movimiento de incorporación con la llegada de nuestros amigos de Paraguay. Estamos también conversando con empresas y equipos en otros territorios y, ciertamente, 2018 será un año de muchas novedades.

BDSAL FIDES.- El último mercado en el que habéis entrado ha sido Paraguay ¿por qué os habéis decidido por este país, qué beneficios y cualidades les aportará al negocio de SOM.US?

Fabio Basilone.- En primer lugar por la energía realizadora de su socio fundador, Víctor Hugo, un profesional conocido y querido en el mercado. Paraguay, aunque sea un mercado relativamente pequeño posee oportunidades de negocio que no se debe dispensar y nos pareció oportuno iniciar nuestra expansión por ahí.

BDSAL FIDES.- ¿Pensáis entrar en alguna región en la que no estáis aún? ¿Cuáles son vuestros planes de desarrollo?

Fabio Basilone.- Colombia, Perú, Chile, Argentina y algunas operaciones en América Central, no necesariamente en ese orden. Estamos monitoreando la situación en Venezuela para incluir ese importante y rico país en nuestras acciones. En Brasil vamos a seguir consolidando operaciones de agregadores de corredores de seguros, ya con una adquisición en camino que esperamos que ocurra antes de finales de año. Vamos a adquirir, ya en los primeros meses de 2018, un MGA especializado en el segmento de vida y accidentes personales también en Brasil.

“Colombia, Perú, Chile, Argentina y algunas operaciones en América Central, no necesariamente en ese orden. Estamos monitoreando la situación en Venezuela para incluir ese importante y rico país en nuestras acciones”

BDSAL FIDES.- A corto plazo, ¿cuáles son los retos que se ha marcado la compañía?

Fabio Basilone.- Estamos terminando toda la integración administrativa, de marketing, compliance, infraestructura de informática, financiera y de recursos humanos hasta finales de este año. La incorporación del Holding ya está en sus etapas finales. En 2018 haremos la integración de los sistemas de reseguros y alinearemos algunos procesos operacionales. Nuestros clientes notarán después de eso el mismo estándar de atención en cualquiera de nuestras oficinas.

El sector está en el sendero de innovación”

BDSAL FIDES.- ¿Cómo está el mercado asegurador latinoamericano desarrollándose frente a la digitalización de procesos y a la adaptación a los nuevos canales que demanda el cliente? ¿Y en las redes sociales?

Fabio Basilone.- Hay un gran cantidad de iniciativas de tecnología en el segmento de seguros, lo que demuestra que el sector está en el sendero de innovación de sus operaciones así como tantos otros negocios. Creo que el seguro tiene una complejidad adicional comparado con las demás industrias, en lo que se refiere a los aspectos culturales, que incluye las formas de relacionarnos, en cuanto a la percepción del riesgo, el poder de compra e infraestructuras de distribución… Bajo esa óptica, las estadísticas de mercado sirven para algunas tomas de decisión, sin embargo no reflejan necesariamente un lugar físico y real sobre el que trabajar. Además, ese es el desafío que resolvimos abrazar; comprender las necesidades de cada lugar donde tengamos una oficina y ofrecer a ese mercado las mejores prácticas disponibles. Las redes sociales tienen papel de dar visibilidad a las empresas e invitar a los clientes a conocer un poco más sobre sus ofertas. Estamos también invirtiendo en estas herramientas.

BDSAL FIDES.- ¿Cómo deben adaptarse los Seguro a la actual era tecnológica y cómo afectarán estos cambios al sector asegurador?

Fabio Basilone.- El seguro es un mecanismo para transferir riesgo, como sabemos. Sin embargo, el ejercicio de desear hacer esa transferencia no sigue parámetros objetivos y dependen de la integración de una gran colección de aspectos. Partiendo de ese principio, el mercado asegurador siempre evoluciona en todas las eras tecnológicas pasadas; industrial o agrícola, pacífica o en momentos de conflictos, en los bienes o en las responsabilidades. Si hace 300 años las embarcaciones y los transportes fueron los grandes mercados, hoy la multiplicidad de riesgos cubiertos es enorme. Ya se puede comprar, hace muchos años, el seguro de pérdida de ingreso de propagandas de un canal de tv en el caso de que haya múltiples fallos en los satélites alrededor de la Tierra, para citar un ejemplo. ¿Cuánto de tecnología existe en esa transferencia de riesgo? Estoy seguro que la industria seguirá haciendo siempre su deber.

BDSAL FIDES.- El cliente también está cambiando. ¿Qué debe hacer el sector para adaptar sus productos y servicios a las necesidades de este nuevo cliente?

Fabio Basilone.- En la misma línea, el cliente cambia desde hace siglos y el mercado de seguros acompaña ese cambio porque el resultado es precisamente consecuencia de la interacción entre las partes. Soy bastante optimista cuanto a eso. Estamos presenciando la creación de un verdadero mosaico de productos y de canales de distribución que estarán al alcance de cualquier cliente para poder recibir cualquier tipo de riesgo que él esté interesado en transferir.

BDSAL FIDES.- ¿Qué riesgos actuales y emergentes cree que preocupan ahora mismo al mercado asegurador?

Fabio Basilone.- El mercado tiene por obligación alertar a la sociedad de la existencia de nuevos riesgos que puedan actuar, por ejemplo, en la resta de valor e indicar una solución para reducir el impacto de la eventual materialización de ese riesgo. El proceso de digitalización que surge de la IoT – internet de las cosas – apunta para riesgos en robo de bancos de datos, sistemas de navegación de vehículos, fraude en sistemas de cobranzas y todo lo demás relacionado con procesos cibernéticos. Esa parece ser la gran pauta del momento.

BDSAL FIDES.- ¿Qué temas tiene actualmente sobre la mesa el mercado asegurador y cómo afectará los cambios normativos? ¿Qué objetivos y prioridades se ha marcado? ¿Y en el ámbito concreto de la supervisión y reglamentación?

Fabio Basilone.- Hay numerosos estudios que indican que la preocupación número uno de los gestores está relacionada con diversas reglas, desde los márgenes y la solvencia hasta aspectos locales de leyes de consumo. Eso no significa que la industria esté parada sobre esos asuntos. Como gestor, entiendo que debemos actuar dentro de las condiciones de contorno o límites existentes y seguiremos haciendo los cambios necesarios. Puedo indicar temas; el futuro de los Cat Bonds en el mercado tras el aumento de las tasas de intereses en el mercado mundial, la preocupación con la acumulación de riesgo en empresas del mismo grupo dada la gran consolidación que hemos visto, la distribución utilizando mecanismos virtuales, inclusión de aparatos electrónicos para monitorear riesgos, entre tantos otros.

“Estamos presenciando la creación de un verdadero mosaico de productos y de canales de distribución que estarán al alcance de cualquier cliente para poder recibir cualquier tipo de riesgo que él esté interesado en transferir”

Latinoamérica, grandes oportunidades y desafíos

BDSAL FIDES.- A grandes rasgos, ¿cómo visualiza el sector asegurador en la región a medio plazo?

Fabio Basilone.- América Latina presenta grandes oportunidades y grandes desafíos en la industria de seguros. La evolución del mercado ocurre en conjunto con la madurez de los individuos en la sociedad, retroalimentando las demandas que siguen cada vez más sofisticadas. Para contribuir en esa dinámica, las empresas necesitan ser muy específicas en cuanto a la atención de las necesidades y al mismo tiempo, amplias en su capacidad de solución. Es por esa razón que estaremos entre las principales empresas del mercado en el medio plazo.