La Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) está implantando distintas normativas, entre ellas, destacan las modificaciones para las áreas de los seguros de vida y las indemnizaciones que no son cobradas. La normativa en preparación obligará a las aseguradoras que comercializan seguros de vida a cotejar la lista de quienes tienen pólizas de vidas con las defunciones del registro civil una vez al año, entre otros aspectos.
Aunque se avanza respecto a la normativa vigente, el vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Aseguradores de Chile, Jorge Claude, indica en un reportaje de ‘Empresas y Mercados’ que “eso nos produce un poco de frustración porque esto es algo que las compañías lo vienen haciendo de forma obligatoria porque nuestro consejo de autorregulación lo impuso hace ya varios años”.

Para Claude todas las resoluciones del consejo de autorregulación son obligatorias para las compañías pertenecientes a la Asociación. Este proceso se viene haciendo de forma periódica, añade, una vez al año. “No hay un cambio en cuanto a lo que hay que hacer. Nos frustra un poco el que no se valide que la industria pueda autorregularse, algo que nosotros hacemos hace mucho tiempo”, dice el vicepresidente ejecutivo de la industria. Es más, Claude explica que puede pasar que existan indemnizaciones sin cobrar, motivo por el cual el comité de autorregulación avanzó en este tema.

El directivo advierte que es difícil que suceda en los seguros colectivos, porque la empresa se encarga de que eso se cobre, y que en el caso del seguro de desgravamen, es la entidad financiera la encargada de cobrar esta póliza.
Claude explicó que si bien no puede aseverar que no existen pólizas sin cobrar, este número sería marginal, ya que responde a casos en que existen cambios de dirección no informados o beneficiarios que no se pueden localizar. “En el grueso, las compañías hacen el esfuerzo de ubicar a los beneficiarios y pagarle la indemnización que corresponde”, concluye.