Después de registrar un aumento del 7,5% en 2013, el crecimiento del volumen de primas de No Vida en América Latina se ralentizará este año hasta un aumento de solo el 2,4% (en tasas reales), según estimaciones de SWISS RE. “El negocio se estancó en México y creció de una forma notablemente más lenta en Brasil y Argentina. Otros mercados de la región también han tenido un pobre comportamiento en un entorno desafiante para la economía”, indica la reaseguradora.
Sin embargo, según revela el informe de perspectivas que presentó ayer el grupo suizo, el seguro de No Vida en la región volverá a tasas de crecimiento más fuertes, aunque sin llegar a los niveles de 2012 o 2013. Así, el próximo año se estima un incremento del 4,1%, para llegar al 5,2% en 2016.

Los mercados emergentes, entre ellos América Latina, serán los motores del crecimiento mundial en el volumen de primas de No Vida, que el próximo año subirá un 2,8%, y llegará al 3,2% en 2016.

En general, se prevé que el crecimiento en los mercados emergentes esté en torno al 8% el próximo año y suba al 8,7% en 2016, con las economías de Asia a la cabeza. El incremento en los mercados avanzados se desacelerará hasta el 1,7% este año y se mantendrá cerca de ese ritmo en 2016.

En cuando a Vida, la estimación de SWISS RE es que el total de primas a nivel mundial suba casi un 4% este año y un 3% en 2015, recuperándose de la caída del 1,5% de 2013. De nuevo serán los países emergentes los impulsores de esta subida, ya que crecerán un 9% este año y 10% en 2015, después de un lento avance del 4,5% en 2013, impulsado nuevamente por un robusto crecimiento de las primas del 13% en los mercados emergentes de Asia.

A pesar de los bajos rendimientos de las inversiones, las aseguradoras de Vida han mejorado sus ganancias en el último año, con un ROE de alrededor del 12% frente al 10% el año pasado. “Esto se debe a su enfoque en nuevos productos, una mayor penetración en el mercado, la mejora de las técnicas de distribución y la reducción de costes”, se explica en el estudio.

EXPECTATIVAS PARA EL REASGURO

El informe también analiza las previsiones para las reaseguradoras. En  No Vida, se espera que el crecimiento en primas sea menor que en el sector primario, debido principalmente a la reducción de la compra de reaseguro en China y el mercado blando en las coberturas de catástrofe.

“Los precios del reaseguro frente a catástrofes probablemente seguirán bajo presión en las renovaciones de 2015. A partir de entonces, se espera que el ritmo de disminución se frene”, comenta SWISS RE.

En Vida, las primas globales de reaseguro crecerán menos del 1% este año, tras contraerse un 0,3% el pasado ejercicio, debido a la debilidad en los mercados desarrollados y al ajuste a los cambios regulatorios en Estados Unidos y Reino Unido. 

“En este entorno, las reaseguradoras de Vida buscarán áreas no tradicionales o menos desarrolladas, incluyendo hacerse cargo de grandes bloques de negocio y proporcionando importantes soluciones para rebajar las exigencias de capital”, anticipa SWISS RE.