Alesia Rodríguez Pardo, presidenta ejecutiva de la Cámara de Aseguradores de Venezuela (CAV), ha señalado en una entrevista con ‘El Mundo Economía y Negocios’, que uno de los modelos posibles para las pólizas de vehículos estipula que haya una corresponsabilidad en el riesgo entre la empresa aseguradora y el asegurado. “El riesgo compartido se refiere a mantener, en lo posible, un equilibrio entre las suma asegurada y el valor real que pueda tener el automóvil o el activo. En ese diferencial es donde podrían haber mecanismos y alternativas de un modelo de coparticipación: una parte la asume el asegurado y la otra parte la compañía aseguradora”.
La estrategia financiera de este modelo de póliza puede ser ajustada a los productos de cada compañía, según sus necesidades, comenta Rodríguez Pardo. “No hay una sola forma de hacer coparticipación de riesgos, se adaptan diferentes esquemas”, agregó la directiva. “Las propuestas presentadas para las pólizas de vehículos no necesariamente son definitivas, sino que forman parte de una amplia evaluación de alternativas para las compañías de seguros, a fin de que puedan adecuarlas en función de cada uno de sus productos”, puntualiza Rodríguez Pardo.

Estos métodos, aunque no son tradicionales en Venezuela, han sido aplicados por países “con realidades muy cambiantes”, afirma la presidenta de la CAV. La inflación de partes y repuestos de los diferentes modelos de vehículos empujó a las compañías de seguros a ajustar sus tarifas, según las cotizaciones que envían los talleres afiliados. “Queremos dejar claro cuáles son los roles del sector asegurador. No tenemos ninguna incidencia sobre la importación de vehículos y autopartes; nosotros lo que ofrecemos es aseguramiento y, obviamente, cuando estás dentro de un contexto cambiante, está latente el hecho de ir analizando nuevas formas de protección”, explica Rodríguez Pardo.

La directiva añadió que el incremento de los repuestos se registra por muchas variables como es la caída de las importaciones de partes automotrices, los altos costos en los que se consiguen los repuestos, la antigüedad del parque automotor, la producción nacional.“La fórmula es compleja, pero todas las variables están cambiando”, comentó la presidente ejecutiva de la CAV.

También se aplicará a los contratos de salud, vida, inmuebles y otros bienes

No solo las pólizas de vehículos sufrirán transformaciones, sino también los contratos de salud, vida, inmuebles y otros bienes.“Hemos hecho muchas reflexiones en otros ramos, iniciamos con las de autos porque cada vez tienen mayor relevancia en el país, pero sí estamos atendiendo otros ramos. Queremos empezar a informar sobre estos temas, porque tenemos un rol muy importante en sectores claves de la economía”, comentó.

La cámara de aseguradores ya ha tenido algunas conversaciones con la Superintendencia de la Actividad Aseguradora, que de alguna manera le ha dado el visto bueno a las novedosas pólizas que ya se están ofertando en el país. Rodríguez Pardo aseguró que algunas compañías en el país ya comenzaron a ofrecer los nuevos productos