MUTUA MADRILEÑA celebró el miércoles su Junta de Mutualistas, en la cual se aprobaron los resultados correspondientes a 2013, año en el que la aseguradora aumentó un 3,6% su beneficio neto consolidado, hasta los 196 millones de euros. También se informó del cumplimiento del segundo año de su Plan Estratégico 2012-2014, en el que todos los ramos aseguradores en los que está presente la mutua ganaron cuota de mercado en 2013 y presentaron una mejor evolución en ingresos que la media del mercado.

En el transcurso de la Junta, su presidente, Ignacio Garralda, ha señalado que aunque no termina de instalarse en la conciencia ni en el día a día de los ciudadanos la sensación de que la crisis económica ya ha pasado, hay argumentos para mostrarse optimista respecto al futuro y que “a partir de 2015 comenzaremos a poder apreciar los efectos del cambio de ciclo”. En este sentido, ha solicitado al Gobierno que siga introduciendo medidas que permitan lograr una mayor reducción del gasto público y un mayor dinamismo de la economía que conduzca a una disminución de los niveles de desempleo. A su juicio, la continuidad de las reformas de las administraciones públicas y la disminución paralela de la presión fiscal podrían dar al país el “empujón” y la confianza que necesita para dar el salto adelante. Garralda también ha afirmado que tanto empresas como entidades financieras “tendremos que arrimar el hombro” para ayudar a salir de la crisis, creando empleo estable y facilitando el crédito.

OBJETIVO ESTRATÉGICO: CRECIMIENTO RENTABLE Y SOSTENIDO

Respecto a su entidad, Garralda recordó que el año pasado todos los ramos aseguradores en los que está presente MUTUA ganaron cuota de mercado y presentaron una mejor evolución en ingresos que la media del mercado. Respecto al futuro, manifestó que se aprovecharán todas las oportunidades para seguir creciendo de forma rentable y sostenida, y que no se descartan posibilidades de crecimiento inorgánico en España o en el extranjero o incluso la entrada en otros segmentos de negocio.

“Ya estamos manteniendo contactos, de forma simultánea, con diferentes grupos de Colombia, México, Perú y Chile para buscar un acuerdo o alianza que nos facilite la entrada en sus respectivos países”, indicó. Y aunque no está siendo tarea fácil, dado el detalle y el grado de control de riesgo que caracterizan las operaciones corporativas de la mutua, añadió que confía en ver cumplido su objetivo estratégico en un plazo prudencial.

En cuanto a la gestión patrimonial, Garralda señaló que el valor de los activos a precio de mercado alcanzó a cierre de 2013 los 6.221 millones de euros, casi un 20% más que en 2008, al inicio de la crisis financiera, y que el grupo asegurador “mantiene el mejor margen de solvencia de España en No Vida, del 2.276%, lo que le permitirá asumir sin problemas los nuevos requisitos de Solvencia II”. Durante la Junta General se ha reafirmado el compromiso de la compañía de ofrecer a sus mutualistas los mejores servicios a precios contenidos y ajustados. En esta línea, el presidente de la mutua especificó que durante 2013 la compañía reforzó también su política de reversión de beneficios al mutualista, que registró un incremento del 8%, hasta alcanzar los 178 millones de euros, sin incluir bonificaciones, lo que supone 13 millones de euros más que en el ejercicio anterior.

Sobre el baremo de daños, Garralda comentó que en el caso de que el Gobierno apruebe en los próximos meses un nuevo cuadro de indemnizaciones por daños personales y de que el mejor clima económico propicie un aumento de la siniestralidad, MUTUA “intentará que su cuenta de resultados amortigüe, en la mayor medida posible, estos probables incrementos del gasto”.