MUNICH RE obtuvo hasta septiembre un beneficio neto atribuido de 2.054 millones de euros, frente a las pérdidas de 155 millones de euros del mismo periodo de 2017, debido a los menores costes por catástrofes naturales.

  • El beneficio operativo mejoró en el mismo periodo hasta 3.321 millones de euros, un 781% más, y  el total de ingresos por primas brutos se mantuvieron estables en 37.104 millones de euros (+0,3%).

    El grupo contabilizó en el tercer trimestre pérdidas por el tifón Jebi y el huracán Florence de unos 300 millones de euros por cada uno. Pese a ello, su resultado neto atribuido en el trimestre fue de 505 millones de euros, en comparación con la pérdida de 1.483 millones de euros un año antes, cuando los huracanes en EEUU y el Caribe Harvey, Irma y Maria llevaron a la reaseguradora a los números rojos.

    El director Financiero, Jörg Schneider, destacaba en un comunicado que “este buen resultado del tercer trimestre nos sitúa en el buen camino para lograr nuestro objetivo de beneficio para 2018 pese a una serie de catástrofes naturales que continúan en el cuarto trimestre”.

    MUNICH RE prevé que el huracán Michael y el tifón Trami tendrán un impacto negativo en el resultado del cuarto trimestre de unos 350 millones de euros.

    En los nueve primeros meses del año, por áreas de negocio, en loen reaseguro los ingresos bajan un 0,4%, hasta 23.681 millones, con un ratio combinado del 97,3% (117,3% un año antes) y un resultado consolidado de 1.679 millones.

    En seguro directo, ERGO facturó 13.423 millones en primas, un 1,4% más, y logró un beneficio de 359 millones, un 59,9% más. El ratio combinado fue del 95% en el negocio alemán y del 94,7% en el internacional, mejorando en ambos casos respecto a un año antes.