MUNICH RE cerró el primer semestre con 1.866 millones de euros de beneficio, lo que supone un incremento del 9,6% respecto al mismo periodo de 2014. Por áreas de negocio, Reaseguro aportó 1.510 millones de euros al resultado consolidado (con caída del 50% en Vida y subida del 20,5% en No Vida); ERGO, 318 millones (+20,45%), y MUNICH HEALTH, 38 millones (-9,5%).

En este resultado ha influido la buena evolución de los ingresos financieros y el descenso de indemnizaciones por catástrofes naturales (hasta 462 millones de euros, un 29,6 % menos que un año antes). El beneficio operativo se elevó un 14,2%, hasta 2.813 millones de euros, en comparación con el primer semestre de 2014. Los ingresos brutos por primas subieron un 2,9 %, hasta 25.505 millones de euros.

Con estos datos, es previsible que el grupo supere su previsión de beneficio para 2015, que situaba hasta ahora entre 2.500 y 3.000 millones de euros. Así, en su valoración de los resultados ante los analistas, el presidente del grupo reasegurador, Nikolaus von Bomhard, ha situado para el conjunto del ejercicio entre los 49 y los 51 millardos de euros y ha revisado al alza este pronóstico hasta situarlo por encima de los 3.000 millones de euros (en 2014 el beneficio neto fue de 3.150 millones de euros). Por negocios, en Reaseguro, el directivo sitúa el ratio combinado en el 96% (un punto menos que lo previsto) y el resultado neto en 2,5 millardos de euros (frente a los 2 contemplados); prevé que el resultado neto de ERGO ronde los 500 millones de euros, con un ratio combinado del 95% para Alemania y el 99% para el negocio internacional; y el resultado neto de MUNICH HEALTH se mantenga en la horquilla de 50 a 100 millones de euros.

“Para asegurar que mantenemos nuestra competitividad y rentabilidad en el futuro, aumentaremos nuestros esfuerzos para utilizar al máximo las oportunidades que ofrece la digitalización y para abrir el potencial de nuevos negocios diseñando soluciones innovadoras”, ha afirmado el directivo.