Moody’s  ha elevado la perspectiva para las calificaciones de SCOR desde ‘estable’ a ‘positiva’, confirmando en ‘A1’ el rating de fortaleza financiera, y en ‘A3’ el de deuda subordinada.