“Los nuevos requisitos del inciso K anunciados por el Gobierno argentino la semana pasada limitarán la liquidez y debilitarán la calidad crediticia de las aseguradoras del país”, señaló Moody’s en una nota a inversionistas en información que recoge ‘BN América’. Con estos nuevos requisitos las aseguradoras de Argentina deben aumentar su cuota de inversión en proyectos de infraestructura y pymes del entre un 5 y12% al 8 al18% de la inversión total.
“Las nuevas regulaciones obligarán efectivamente a las aseguradoras a invertir en proyectos riesgosos para cumplir con su cuota, lo que afectará la adecuación de capital sobre una base ajustada por riesgo”, afirma Moody’s. Los sectores de Vida y Rentas Vitalicias serían los más expuestos como resultado de la medida, agrega la agencia, pues las inversiones en proyectos de infraestructura y pymes como porcentaje del capital deberán alcanzar entre un 128% y un 50%, respectivamente.

En tanto, el sector de seguros generales alcanzaría una exposición del 44% del capital, mientras que para el segmento de riesgos del trabajo el porcentaje llegaría a 43%, de acuerdo con Moody’s.

A nivel de toda la industria, la agencia espera que las inversiones en proyectos de infraestructura y pymes como porcentaje del capital aumenten de 37% a 55%, lo que añadiría presión a la liquidez general y a la capitalización ajustada por riesgo de las aseguradoras debido a la liquidez limitada y a la débil calidad crediticia de los activos subyacentes de aquellos proyectos.