PERÚ

“Las inundaciones que ha sufrido Perú derivadas del fenómeno climático El Niño costero durante el mes de marzo están perturbando a los sectores del transporte y la minería, pero el PIB, los bancos y las aseguradoras prácticamente no han cambiado”, así comienza Moody’s su análisis sobre los efectos de las lluvias que sí han alterado la industria minera peruana, dañando su infraestructura vial y de transporte y aumentando el riesgo de menores ingresos para algunos de los principales sectores comerciales del país.

Según el informe elaborado por la agencia, “el aumento del gasto público en reconstrucción ofrecerá oportunidades de infraestructura a corto plazo, pero las inundaciones también empeorarán la ya considerable brecha de infraestructura de Perú”.

Las pérdidas aseguradoras serán manejables, añade la agencia, que confirma asimismo que los bancos peruanos, por su parte, están bien posicionados para soportar cualquier pérdida en los préstamos resultantes de la emergencia nacional. Estas emergencias que está viviendo el país tendrán gran parte del impulso económico con un estímulo del gobierno, como ya ha sido anunciado a principios de mes, recuerda el informe.

Por otro lado, se indica que el choque del fenómeno climático probablemente no permita un mayor impulso y el repunte de la inflación y la compensación del estímulo fiscal “tendrán un efecto tenue en la solvencia crediticia del Perú”, dado que su meta fiscal y estrategia permanece sin cambios. Sin embargo, destaca que “el aumento del gasto público en reconstrucción ofrecerá oportunidades en el sector infraestructura en el corto plazo”.