Vicepresidente de Fides habla sobre los principales desafíos que enfrenta la región.

(Fuente: CNseg)

Recaredo Arias Jimenez

Recaredo Arias Jimenez

El ejecutivo Recaredo Arias Jiménez, vicepresidente de FIDES, participó la semana pasada de la 3ª. Reunión de Reaseguros de Rio de Janeiro, los días 8 y 9 de abril de 2014. En el entretiempo del encuentro, Recaredo habló en exclusiva al portal CNseg, identificando los principales desafíos de los países de América Latina y los efectos de algunas variables, como inflación, violencia y reglamentación para el mercado asegurador regional. Vea la entrevista breve de Recaredo Jiménez, también director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

¿Qué hay en común entre los mercados de seguros en América Latina y cuáles son sus principales retos?

Esta es una muy buena pregunta. Tenemos muchos temas en común, tales como los riesgos causados por la naturaleza y la baja penetración de los seguros en nuestros países. Este último problema tiene relación con el poder adquisitivo de la población y la falta de conocimiento de los beneficios del seguro. En cierto modo, la oferta de microseguro, cada vez más común entre los países de la región, tiene por objeto reducir este vacío, a alcanzar la base de la pirámide social, buscando no sólo ponerla bajo la protección de seguros, sino ampliando gradualmente su comprensión acerca de las coberturas disponibles.

¿El mercado regional es uniforme?

A pesar de algunas similitudes, no podemos incurrir en el error de pensar que todos los países son iguales. Ellos tienen diferentes hábitos y costumbres. Y, nosotros, aseguradores, hemos que tener en cuenta todo eso y adaptar nuestros productos y también los canales de distribución, hacia la cultura y realidad de cada país. Y es bueno recordar que en el caso del seguro, no podemos considerar sólo el tamaño del país, puesto que hay países más pequeños con respuestas muy positivas en términos de soluciones a cuestiones sectoriales, incluso en términos de reglamentación.

Pero hay por lo menos tres factores recurrentes en América Latina: la violencia, la alta inflación y alguna intervención del gobierno…

Estos tres factores son muy importantes para el mercado asegurador. La violencia afecta a toda la sociedad y, en particular, el mercado asegurador, ya que hace sus productos más caros, como, por ejemplo, los seguros de vida, automóvil, robo y hurto, transporte y valores. Pero la inflación es el mayor enemigo del mercado de seguros. Eso porque el seguro se desarrolla mejor cuando hay estabilidad de precios y crecimiento económico. Un buen ejemplo de esto, por cierto, es Brasil. Desde que su economía se ha estabilizado, su participación de mercado salió del 31% al 50% en América Latina, alcanzando el liderazgo regional. Por último, la reglamentación es otro componente importante, y cuando sea apropiada y pertinente, puede contribuir hacia un crecimiento más eficaz del mercado, sin desproteger al consumidor.