En Brasil, la Resolución del Consejo Nacional de Seguros Privados nº 244, de 2011, conceptualizó el microseguro como la protección derivada del seguro, destinada a la población de bajos ingresos o a los microempresarios individuales, proporcionada por las compañías de seguros y entidades abiertas de pensiones complementarias que estén autorizadas a operar en el país, mediante pagos proporcionales a los riesgos a que están expuestos.

Las circulares publicadas por la Superintendencia de Seguros Privados (SUSEP), en 2012, a su vez, reglamentaron las normas de operación para las aseguradoras que operan con los microseguros, así como los parámetros para la aprobación de productos de ese ramo. Están abarcadas las coberturas de seguros de personas y de daños, con límites máximos de garantía, suma asegurada y beneficios establecidos en los normativos.

Verifique a continuación las normas que reglamentan el microseguro en Brasil:



[1] N.T. En algunos países también se la conoce como Reserva de Riesgos en Curso o Reservas de Primas no Devengadas.
Traducción libre al español: Ricardo Tavares Pereira