La Población Económicamente Activa (PEA) del país se ubicó en 52.200.000 personas, y aun estando en etapa productiva, solo un 26% afirma que ahorra para su jubilación, mientras que el restante 74% no lo hace. Estos datos se desprenden de un estudio realizado por Principal Financial Group, empresa financiera especialista en planes de pensiones, que se basa en datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Destacan que el problema se agrava porque “el país se encuentra en una fase crucial de transición demográfica derivada del acelerado proceso de envejecimiento de la población”.
Para 2050 se estima que en México haya tres veces más personas mayores de 60 años, que al no tener un ahorro complementario a su Administradora de Fondos para el Retiro (Afore), podrían desencadenar una situación económica crítica. Por este motivo, en las próximas décadas el país contará con un mayor número de adultos mayores y un menor número de personas en edad de trabajar, “en cuarenta años, la proporción de adultos mayores con respecto a la población total crecerá de 6,2% a 21%; esto implicará un adulto mayor dependiente por cada persona en edad de trabajar con ocupación”.

Esto significaría, explicó Principal, que ante el acelerado proceso de envejecimiento de la población también existan más pensiones que financiar. En contraste, persiste una muy baja cultura del ahorro para el retiro entre la población mexicana activa, jóvenes y no tan jóvenes. En adición, señaló que “una proporción alta de adultos mayores no cuenta con ingresos suficientes para vivir una vejez digna. Este panorama no es desalentador si hoy planeamos responsablemente para enfrentar ese gran reto”, asegura.

El experto puso de manifiesto que “tenemos la obligación de comunicar y fomentar una cultura del ahorro y asegurar que todos los integrantes de nuestra sociedad planifiquen sus gastos durante la vida laboral y consigan así un retiro pleno”, informa ‘El Sol de México’.