METLIFE anunció ayer en Nueva York el lanzamiento por su fundación de una nueva campaña mundial para brindar educación y concienciación financiera a comunidades de bajos ingresos de Asia, Europa, América Latina, Oriente Medio y Estados Unidos. En este sentido, destinará 200 millones de dólares, durante los próximos cinco años, para respaldar programas financieros que brindarán conocimientos, herramientas y servicios esenciales a personas, familias, empresas y comunidades desatendidas.
“Durante 145 años, hemos marcado una diferencia positiva en las comunidades a las que brindamos servicios al ofrecer protección financiera a personas y familias”, dijo Steven A. Kandarian, director general, presidente y director ejecutivo de METLIFE, Inc. “Con el nuevo enfoque de nuestra Fundación, ahora estamos aún más comprometidos al extender la protección financiera a aquellos que más lo necesitan. Nuestro objetivo es garantizar que las familias y comunidades de bajos ingresos tengan acceso a las herramientas y los recursos que necesitan para encaminarse de cara a tener una seguridad financiera”.

En su comunicado, la aseguradora recuerda que, según datos del Banco Mundial, más de 2.500 millones de personas (casi la mitad de la población mundial) viven con menos de 2 dólares por día, y la mayoría no tiene acceso a servicios financieros básicos que podrían ayudarles a construir un futuro mejor. Gracias a su visión de “inclusión financiera”, la Fundación MetLife brindará un mayor acceso a servicios financieros, los cuales permitirán a las personas estar protegidas y mejorar sus vidas.

Al respecto Óscar Herencia, director general de METLIFE en Iberia, remarca que “las personas que viven en la pobreza administran lo poco que tienen con un ingenio e imaginación admirables. Muchos son trabajadores de salarios bajos, emprendedores y autónomos, y estamos convencidos de que tener acceso a un conocimiento financiero moderno y a una gama de servicios que satisfagan sus necesidades puede transformar sus vidas”.

PRIMERA RONDA DE AYUDAS

Para lograr este objetivo de ofrecer educación y concienciación financiera  a comunidades de bajos ingresos de todo el mundo, la Fundación ha otorgado otorgó su primera ronda de ayudas a, entre otras, Acción International, Corporation for Enterprise Development (Corporación de Desarrollo Empresarial), The Consultative Group to Assist the Poor (Grupo de Consulta para Asistir a los Pobres), Local Initiatives Support Corporation (Corporación de Apoyo a Iniciativas Locales), Pro Mujer y Women’s World Banking (Banco Mundial de la Mujer).

A la vez, ha explicado que, para promover su nueva misión, se concentrará en brindar acceso al conocimiento, servicios y perspectivas. Además, colaborará con socios que están llevando a cabo una labor innovadora en este campo y aprenderán de otras personas de todo el mundo que también están trabajando para ofrecer inclusión financiera a los que más la necesitan. De forma más concreta:

Acceso al conocimiento. La Fundación otorgará subsidios a socios que tengan la capacidad de llegar al mayor número posible de familias desatendidas de todo el mundo y trabajará con ellos para desarrollar estrategias y recursos financieros que les permitirán cumplir sus objetivos financieros.

Acceso a servicios. La Fundación también se asociará con expertos en inclusión financiera para brindar servicios que incluyan ahorros, microseguros y créditos a fin de garantizar que aquellos que lo necesiten estén preparados, incentivados y capacitados para mejorar la vida de sus familias y comunidades.

Acceso a perspectivas. La Fundación recopilará los conocimientos de sus socios y de las comunidades en las que presta servicios, y compartirá estas perspectivas con la comunidad de inclusión financiera a fin de fomentar objetivos comunes.