Aumento este año de la probabilidad de todos los riesgos, tanto ambientales, sociales, económicos y tecnológicos. Es la principal conclusión del ‘Informe de Riesgos Globales 2016’ del Foro Económico Mundial, presentado ayer en Londres.
Esta encuesta anual, en la que casi 750 expertos evalúan 29 riesgos globales en términos de impacto y probabilidad en un horizonte de 10 años, señala que el riesgo con el mayor impacto potencial en 2016 ha resultado ser la falta de mitigación y adaptación al cambio climático. Esta es la primera vez desde que se publica el informe (2006) que un riesgo ambiental lidera la clasificación. El ‘Top 5’ de riesgos lo conforman los daños potenciales por las armas de destrucción masiva (en 2º lugar), las crisis del agua (3º), las migraciones involuntarias a gran escala (4º) y un importante shock en el precio de la energía (5º). Riesgos en términos de probabilidad El riesgo número uno en 2016 en términos de probabilidad, entretanto, son las migraciones involuntarias a gran escala, seguido de los fenómenos meteorológicos extremos (2), la falta de mitigación y adaptación al cambio climático (3º), el conflicto interestatal con consecuencias regionales (4º) y los grandes desastres naturales (5º). El estudio describe un panorama de riesgos “sin precedentes” en los 11 años que se llevan analizado los riesgos globales; la razón es que, por primera vez, cuatro de las cinco categorías (ambientales, geopolíticas, sociales y económicas) figuran entre los riesgos de mayor impacto. La única categoría que no aparece es la de riesgos tecnológicos, donde los ciberataques ocupan el puesto más alto: 11ª posición, tanto en probabilidad como en impacto.
Sucesos como los ataques terroristas y la crisis de los refugiados en Europa han incrementado la inestabilidad política hasta un nivel nunca visto desde la Guerra Fría. Esto amplía el contexto de incertidumbre ante el cual las compañías internacionales se verán forzadas a adoptar sus decisiones estratégicas
Riesgos más interconectados El informe también analiza las interconexiones entre los riesgos. Los datos sugieren que podría estar produciéndose una convergencia, con un reducido número de riesgos clave ejerciendo gran influencia. Los cinco pares de riesgos más interconectados en 2016 presentan más interconexiones que en 2015. En la parte alta de la escala, los dos riesgos más interconectados de 2016 (la profunda inestabilidad social y el desempleo estructural o subempleo) representan el 5% de todas las interconexiones. “Sabemos que el cambio climático está exacerbando otros riesgos como las migraciones y la seguridad, pero estas no son las únicas interconexiones que están evolucionando rápidamente y teniendo un impacto en las sociedades, a menudo de formas impredecibles. Las medidas de mitigación frente a estos riesgos son importantes, pero la adaptación es fundamental”, afirma Margareta Drzeniek-Hanouz, directora de competitividad y riesgos globales del Foro Económico Mundial. “Sucesos como los ataques terroristas y la crisis de los refugiados en Europa han incrementado la inestabilidad política hasta un nivel nunca visto desde la Guerra Fría. Esto amplía el contexto de incertidumbre ante el cual las compañías internacionales se verán forzadas a adoptar sus decisiones estratégicas. La necesidad de que los líderes empresariales consideren las implicaciones de estos riesgos sobre la presencia y la reputación de sus compañías, así como sobre su cadena de suministro, es ahora más acuciante que nunca”, señala John Drzik, presidente de Global Risk and Specialties en MARSH, uno de los socios estratégicos en la elaboración del estudio. También ZURICH apoya como socio estratégico en la realización del informe. Cecilia Reyes, responsable de Riesgos del grupo suizo explica: “El cambio climático está exacerbando más que nunca los riesgos asociados a las crisis del agua, la escasez de alimentos, la reducción del crecimiento económico, el debilitamiento de la cohesión social y el aumento de los riesgos para la seguridad. Al mismo tiempo, la inestabilidad geopolítica expone a las empresas a proyectos cancelados, licencias rechazadas, interrupciones en la producción, activos dañados y restricción de los movimientos transfronterizos de capital. A su vez, estos conflictos políticos entorpecen aún más la lucha contra el calentamiento global, puesto que reducen el potencial de cooperación política y favorecen el desvío de recursos, innovación y tiempo que podrían dedicarse a estrategias de prevención y resiliencia al cambio climático”.

Principales riesgos a la hora de hacer negocios

Otro de los aspectos abordados en este ‘Informe de Riesgos Globales 2016’ es cómo las empresas perciben los riesgos globales en sus países. El análisis de este año revela patrones nuevos en economías tanto avanzadas como emergentes. El desempleo y el subempleo se revelan como el riesgo que más preocupa a la hora de hacer negocios en más de un cuarto de las 140 economías cubiertas, y sobresale como el principal riesgo en dos regiones, el África subsahariana y Oriente Medio-Norte de África. La única región en la que no forma parte de los cinco primeros riesgos es Norteamérica. El shock del precio de la energía es el siguiente riesgo más extendido, y figura entre los cinco primeros a la hora de hacer negocios en 93 economías. Los ciberataques, mencionados anteriormente, se encuentran entre los cinco riesgos principales en 27 economías, lo que indica hasta qué punto esta amenaza creciente ha afectado a empresas de muchos países. ►Acceso a la web del ‘Informe de Riesgos Globales 2016’ ►Acceso a la relación de 29 riesgos globales en 2016