Las aseguradoras se muestran cada vez más optimistas respecto a las oportunidades de inversión de los mercados financieros.