Más de 227.000 personas descubrieron en 2013 que un familiar fallecido tenía contratado un seguro con cobertura de fallecimiento, que desconocían y del que podrían ser beneficiarios, tras consultar el registro creado en 2007 por el Ministerio de Justicia.
Según datos recopilados por ‘Efe’, concretamente fueron 227.108 las personas las que se enteraron por esta vía de que podrían tener derecho a cobrar algún seguro, con lo que suman 767.632 en los siete años que lleva operativo el registro. Casi un tercio de las consultas realizadas en estos años han tenido resultados positivos, ya que en total se han tramitado 2.027.877 solicitudes, 374.836 de ellas sólo en 2013.

Entre en enero y diciembre del pasado año, 370.943 personas obtuvieron el certificado en respuesta a su petición, de las que 227.108 tenían una póliza de vida asociada y otras 143.835 no la tenían. De todas las solicitudes recibidas el pasado año, 134.001 procedían de las notarías, que lo hacen de oficio cada vez que tramitan una herencia, y de ellas, 94.970 tenían asociada alguna póliza. Otras 14.925 peticiones llegaron por vía telemática, y en 8.121 de ellas existía algún seguro. Por último, a través de la ventanilla -solicitudes que se hicieron en alguna de las oficinas habilitadas para este fin- llegaron 45.130 peticiones, y 24.258 tuvieron resultado positivo.

La sede del registro de Madrid se situó de nuevo a la cabeza en cuanto a tramitación de solicitudes en 2013, con 27.476 peticiones, 16.932 de ellas positivas, seguida de la oficina de Granada, con 14.936 (8.161 con alguna póliza asociada). A continuación, la oficina de Barcelona recibió 14.172 solicitudes (7.817 con contratos asociados); la de Valencia tramitó 12.048 (6.448 positivas), y la de Oviedo, 11.979 (6.176 con éxito).