La presión sobre los márgenes de las aseguradoras continuarán en 2016, y la tecnología seguirá siendo el centro de atención, según revela un informe publicado el lunes por Standard & Poor ‘s (S&P).