MAPFRE y Bankinter han cerrado un acuerdo con Barclays para la adquisición, a través de su sociedad conjunta BANKINTER SEGUROS DE VIDA, del negocio de Vida y Pensiones de esta entidad financiera en Portugal por 75 millones de euros, según han comunicado ambas entidades a través de un hecho relevante enviado ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Para Antonio Huertas, presidente de MAPFRE, “esta operación nos aporta tres grandes beneficios: crecemos en Portugal, extendemos a ese país nuestra rentable alianza con Bankinter, y aumentamos nuestro peso en el seguro de Vida”. Así, el grupo asegurador refuerza su presencia en el mercado portugués, donde realiza actividades desde 1986. Con más de 250.000 clientes, en 2014 generó primas de 199 millones de euros en el país, donde cuenta una red de 80 oficinas y cuotas de mercado del 2,4% en No Vida y 0,7% en Vida, respectivamente.

BARCLAYS VIDA Y PENSIONES obtuvo en Portugal 150 millones de euros en primas y 12,7 millones de euros de beneficio neto en 2014. Cuenta con más de 1.000 millones de euros de activos bajo gestión y una cuota de mercado del 1,4%.

BANKINTER SEGUROS DE VIDA, constituida como joint venture desde 2007, cerró el pasado ejercicio administrando un total de 1.944 millones de euros en fondos de pensiones/EPSV y 192 millones de euros en seguros de Ahorro. Además, gestionó 71 millones de primas de Vida Riesgo y Accidentes y alcanzó un beneficio neto de 34,7 millones. A comienzos de 2014, esta alianza entre el banco y la aseguradora se extendió a los seguros de No Vida, con la constitución de BANKINTER SEGUROS GENERALES, que comercializa seguros Multirriesgo y diferentes modalidades de pólizas de Decesos.

Operación paralela: Bankinter compra el negocio Retail & Wealth de Barclays en Portugal

Asimismo, Bankinter ha confirmado que también ha cerrado un acuerdo con Barclays Bank para la adquisición de su negocio Retail & Wealth Portugal, que incluye las actividades de banca minorista, banca privada y banca de empresas que la entidad británica gestiona en el país luso. La operación, que se ha realizado por un valor aproximado de 100 millones de euros, queda sujeta a la obtención de las autorizaciones de los organismos competentes y entes reguladores.